Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2012

SOY LA LLUVIA

Imagen
Yo soy la lluvia que riega los campos, la vida que llueve del cielo.
Soy el amor que se filtra entre la tierra, que apaga la sed del trigo, que sosiega el corazón del hombre.
Soy el llanto de las estrellas, gotas de luz en las alturas, suspiro de la vida que se encharca.
Soy el Ser, faz de los mares, padre y madre de la vida.
Soy el espíritu, líquido fuego de la esencia del Cosmos, la eterna pregunta que se escurre entre los dedos del hombre.
Soy la esencia cristalina, torrente de conciencia e inmortalidad.


Hombre de todos los tiempos, acepta el cáliz que te ofrezco y bebe el elixir de la eternidad.
Hombre del ser que no se empaña con el rocío de la oscura noche de las ilusiones, ¿acaso no reconoces en mí al agua de la vida y del conocimiento?.
Hombre de la Vida ,quiero dejarme beber por ti.









ÁRBOL (A UN SABIO Y VIEJO AMIGO)

Imagen
Cada vez que estoy ante él es diferente, mis sensaciones son diferentes...
Una noche, cuando despertó en mí la percepción que me trasciende, sentí su llamada. Lo vi en la oscuridad..., una oquedad bajo sus raíces contenía una seta gigante..., arquetipos..., arquetipos de un tiempo y un mundo mágicos en el que el hombre es tan sólo una pieza más en el contexto de la vida, en una vida mágica también. Y me dijo: "Ven a mí".
A él he ido en muchas ocasiones y cada vez es distinto, y es distinto porque cada vez es más..., es más lo que siento en su presencia... Me envuelve..., si lo toco siento su energía circular a través de mí, me reconoce y se interesa por la persona ausente, me acoge en su halo de árbol de la vida... Y me cuesta alejarme de él y marcharme.
He hecho un amigo para toda la vida. He hecho un amigo al que no le importa el color de mi piel, que no sea dura y rugosa, ni de madera... No le importa que mis raíces no penetren la tierra y la pisen y se muevan sobre ella. …

EN LAS ENTRAÑAS DE LA TIERRA

Imagen
En las entrañas de la Tierra somos lo que somos... Nos hacemos en la oscuridad del vientre materno, después caminamos sobre la faz de la gran madre que nos acoge, y finalmente nos convertimos en cenizas llevadas por el viento, que recaen sobre su faz, o en carne y huesos que vuelven ala primordial morada hasta desaparecer.
En las entrañas de la Tierra los primeros hombres se resguardaron del viento y del agua, del frío y del calor, de las alimañas, de la noche del hombre en la noche del mundo. En las entrañas de la Tierra los hombres mágicos, los que conjuraban a los elementos, los que conjuraban a los grandes y pequeños espíritus de la naturaleza y propiciaban la caza, tenían su santo cobijo y lienzo, la dura pared que ofrecía un lugar donde pintar el mundo, su mundo, lo que todo era y todo podía ser.
En las entrañas de la Tierra nos acercamos a nosotros mismos, porque de ella venimos y a ella regresaremos. Y si en mitad de este viaje la visitamos, descendemos a sus profundidades, des…

A SOLAS EN EL TORCAL

Imagen
Estaba sentado sobre una roca. Las redondeadas aristas de las piedras que conforman El Torcal, mi lugar de poder, nos hablan de centenares de miles de años en los que el viento, el agua, acariciaron a veces no tan suavemente su faz.
Lo vi sentado sobre una roca, una gran roca que me hablaba del tiempo, de la insensatez que supone medirlo, de la pequeñez que significamos si nos comparamos con estas piedras,con el hielo que la quiebra o con el sencillo vuelo de la lechuza desde el espino albar a la piedra y desde la piedra al horizonte.
Lo vi sentado sobre una roca. Me miró con sus ojos invisibles. Penetró en mi alma y en un segundo supo todo de mí, y en un segundo supe que sabía todo de mí.
Cuando me pierdo entre estas piedras, cuando camino entre gotas de rocío, líquenes y zarzas. Cuando me dejo cubrir por el manto de nieblas que El Torcal sostiene muchos días de cada primavera, de cada otoño e invierno y algunos del verano, oigo campanillas que se pierden en la oscuridad, y susurros con…

CRÓNICA DE ESTAMBUL

Imagen
Todo cuanto pueda decir sobre Estambul es poco..., es la más mágica ciudad que jamás he visitado. Cada ciudad es un mundo, cada ciudad tiene su ángel, su espíritu, su propia personalidad, se ha curtido a veces a fuego y a espada, a esperanza y sueño, a luces y sombras, y se anima del espíritu de los vientos y las aguas, de las corrientes de energía que surcan los caminos, que traen y llevan viajeros..., como las energías que circulan por el Bósforo. Estambul ha crecido entre dos mundos, entre dos mundos se debate, de dos mundos se enriquece..., es una brecha abierta en el tiempo y en la historia, importante por su ubicación, por su papel de cada momento, por sus gentes y sus días de gloria...

Está a caballo entre dos mundos, es la única ciudad del planeta construida sobre dos continentes, asiática con vocación europea y europea con sabor asiático. Se le conoció como La Sublime Puerta o como La Puerta de Oriente, no puede ser otra: Estambul.
De nombre Lygos, a finales del II milenio ant…