Manifiesto

Esta página está dedicada al misterio, es decir, al ser humano, a la vida, al permanente flujo que de ella se desprende y en el que el mismo ser humano transcurre. Mi principal lenguaje para hablar de ello no será otro que la prosa y la poesía místicas, pues son sugerentes, sugestivas y provocadoras de los estados más sutiles, son un lenguaje del alma dirigido al alma. Pero también me valdré de una prosa descriptiva, y también trascendente, para abordar otros misterios que, sin lugar a dudas, forman parte del ser humano y de su vida, de su origen y de su finalidad, misterios con los que convivimos desde que el hombre es hombre y que, por lo tanto, forman parte de nuestro camino y evolución. El universo nos contempla y nosotros lo contemplamos a él.

"El misterio..., solo nos envuelve el misterio"
El texto y las imágenes aquí contenidos son propiedad de Miguel Ángel del Puerto, y están protegidos por la Ley de la Propiedad Intelectual

MÚSICA

lunes, 26 de abril de 2010

ORACIÓN



Gran Espíritu de la Luz, acogedor de lo visible y de lo invisible, te doy las gracias por permitirme reconocer que la realidad trasciende sobremanera el mundo de los sentidos.

Gran Ente Sostenedor del Universo, que sujetas los mundos por las cuatro esquinas de tus sagradas energías, te doy las gracias por permitirme aprender que vivo gracias a las santas vibraciones del Fuego, del Aire, del Agua  y de la Tierra.

Gran Esencia, origen de la vida en sus más variadas formas, te doy las gracias por dejarme reconocer que la Vida es una santa presencia que nos convierte a todos iguales.

Gran Conciencia, quinto elemento formante, quiero agradecerte haber reconocido que la Conciencia está en todo.

Chispa Primigenia, madre y padre del fuego alquímico que transmutará al hombre, gracias por dejarme reconocer que tu fuego habita en las raíces de mi propio árbol de la vida ávido de que Plutón despierte y ascienda, y me corone.

Gran Todo Uno Escindido, que vives a través de miríadas de conciencias y en miríadas de conciencias te expresas como conciencias únicas e irrepetibles, yo te agradezco verme caminar en otro cuerpo, ver el mundo a través de otros ojos, oír mi voz en otras voces.

Padre y Madre del Origen, Señores del Hogar Primigenio, donde las almas se gestaron antes de emprender viaje, os doy las gracias por dejarme hacer el camino de retorno en la sagrada compañía de mi alma gemela.

Señor del Tiempo y la Memoria, guardián del secreto del origen de todo cuanto he sido, soy y seré, te doy las gracias por permitirme, un día más, posar mis pies sobre este mundo y, caminando, tener otra bendita oportunidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario