Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2016

IMAGINO

Imagen
Imagino espacios finitos e infinitos, caudales de tiempos y espacios vestidos de campiñas arboladas, y de cielos relucientes en los que las nubes son vapores animados que adornan el momento presente y juegan a vestir pensamientos de luz.

Imagino sueños y despertares, vestidos de sueños lúcidos en los que soñar es vivir y vivir es despertar. Y al despertar el Sol brilla y resplandece, en un día sin noche y sin miedo.

Imagino flores que caen del cielo y al caer acarician el aire, y el aire se perfuma. Y al perfumarse besa el alma. Amapolas jugando con azucenas. Y la flor del almendro coronando horizontes.  Jilgueros cantando. Y luz filtrada entre trinos.

Imagino que, en cada momento, cuanto sucede acontece haciendo el camino que nos llevará al lugar desde donde el Sol se levanta para alumbrar cada día de cada despertar. Y allí, alzar los brazos y abrir el corazón. Ser como árboles que somos, caminantes que entre cielo y tierra son cielo y tierra, animados por el don de vivir y de ser cons…

EL REY EN LA TIERRA

Imagen
Caminaba calle abajo. Parecía un Rey entre mendigos. Un coronado de cresta dorada compitiendo por el espacio entre desaparecidos para Dios. Sin embargo, su deambular incierto escondía un secreto, su real realeza, su entronada señoría.

Cuando era un niño jugaba a ser pobre. Nunca supo lo que era gritar en el más absoluto silencio y acallar el murmullo de las tripas, como si el aire fuera su consuelo, su alimento, su único contento. Pero la bolsa nunca estuvo vacía. A menudo se preguntaba cómo podía tener tanto y padecer tanta necesidad a un mismo tiempo.

El Rey nunca fue Rey de sí mismo: El aire le era prestado, la luz le era prestada, la misma brisa no obedecía decretos. ¿Y entonces de qué era Rey?. Ah, reinaba sobre tierras y campesinos. Ellos le debían pleitesía. ¿Y la tierra cómo le honraba?. Al final, en el último instante de vida, todos exhalan el mismo aliento, y todos desaparecerán entre la tierra, como si tierra fueran.

Más de una vez dejó caer su mirada sobre el horizonte y se p…