Entradas

Mostrando entradas de enero, 2018

MI REINO

Imagen
No es mi reino de este mundo,
ni los pasos que doy lo son,
ni tan siquiera el aire que respiro.
El camino que hago no se forja en un caminar descalzo sobre piedras y entre zarzas, pues más allá de lo humano la Luz teje realidades sin nombre y a ellas pertenezco.

No es mi vuelo de este mundo,
ni el brillo de cada atardecer que la vida me presta sobre este suelo y bajo este cielo.
Mis alas no descansan sobre el aire,sino sobre finos hilos de luz que lo sostienen todo.

No es mi reino en la Tierra de esta Tierra.
Ni el corazón que late en mi pecho es el pulso de luz que anima mis sentimientos más puros.
Ni el tiempo que mide mis pasos, cada paso, es mi tiempo.

No es mi tiempo de este mundo,
ni mi mundo de este tiempo.
Y no hay mundo en este tiempo que se le parezca,
ni mar en calma que a su mar en calma se asemeje,
ni risa ni sonrisa que a la par resuene en el alma como allí resuena.

Al subir a las estrellas,
y traspasar el umbral del tiempo:
Borbotones de colores,
horizontes profundos vestidos de nébulas …

LA VERDAD

Imagen
LaVerdad es un camino que se recorre en múltiples direcciones. Todos parecen divergir, pero finalmente se encuentran, se unen, en un solo camino en el que la pregunta sigue siendo ¿cuál es la Verdad?.
La Verdad es un sendero que se abre en múltiples caminos, y cada camino completa un ciclo en el que el principio y el final se unen en un punto. Ese punto es una pregunta: ¿Qué es la Verdad?.
Finalmente, los caminos desaparecen e incluso la propia pregunta. No interesa conocer la Verdad, solo interesa vivirla. ¿Pero cómo se vive la Verdad?. La Verdad se vive Viviendo. ¿Pero cómo se vive?, podría insistir. Lo cierto es que solo se vive cuando se está Despierto. ¿Y cómo se despierta?. Entonces comenzamos a buscar la verdad del camino, el camino verdadero, al caminante si es preciso, la luz al final del camino…. Y la historia se repite. Nos damos de bruces con la búsqueda de otra verdad. Y así llegamos a la siguiente conclusión: 
Para encontrar la Verdad solo hay que pretenderla, pero para rec…