Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2012

CAMINANDO EN LA LUZ

Imagen
Ten confianza, pues en cada momento, en cualquier lugar..., llegará hasta ti lo que debe llegar, bien lo que buscas, bien lo que necesitas. Pero hasta ti llegará. A veces, al buscar una realidad lo que hacemos es huir de ella sin saberlo, y entonces se aleja y comienza a convertirse en inalcanzable. Otras veces, al huir de una realidad lo que hacemos es atraerla irremediablemente, y de forma permanente nos persigue y arrastra.
Por eso, para vivir, es necesario vivir con plenitud. Para vivir con plenitud es necesario conocer el siguiente secreto que no lo es: la vida es una escuela en la que el peor de los alumnos puede ser el mejor de los maestros y el mejor de los maestros el peor de los alumnos.
Al poner los pies en este mundo nos calzamos el camino y el camino se compone de infinitud de pasos dados en la oscuridad..., que pueden ser andados desde la Luz.
Para encender la Luz que alumbrará nuestros pasos hay que conocer la siguiente verdad: el camino por sí mismo no nos conducirá a la V…

EN UN LUGAR DE PODER: EL TORCAL

Imagen
Es como un sueño plasmado en piedra. Pensamientos, ideas, sensaciones... Musas petrificadas, horadadas por el hielo, por el viento, por el agua... Puerta de la Luz... Claustro de la Tierra, donde la conciencia se amplía y regocija en una morada que le es afín. He de confesarlo: es mi lugar, mi centro de poder; corazón de rocas calizas donde mi corazón late al unísono de la sístole y diástole planetaria.
Nido del águila que habita en mi interior es El Torcal. Recovecos, circunvoluciones laberínticas, senderos sinuosos diseñados por el espíritu de la montaña para que te busques sin perderte y, si te pierdes, la soledad te hable desde la piedra y el musgo, desde el espino y la peonía.
Nieve, frío, torrenteras de percepciones, dragón sin alas que te da alas, luces misteriosas, esferas de luz, transparencias en movimiento, campanillas que anuncian presencias sutiles... Lugar de encuentros y esperas cósmicas... Recreo del espíritu, donde este se dilata y trasciende los límites aurales abrien…

SOLO HAY LUZ

Imagen
Solo hay Luz... Solo puede haber Luz... ¿Dónde están las sombras?. Aún en los momentos más difíciles, en los momentos en los que la plenitud más excelsa se inunda de vacío... Cuando el sin sentido atenaza el corazón... Aún en esos momentos sólo hay Luz.
¿Por qué la desesperanza se viste de gris?. ¿Por qué el color está reñido con la falta de alegría?. ¿Por qué la sombra es la poderosa hermana del miedo y la fatiga?. En cualquier caso, en todo momento, aún cuando la sombra te rodea con sus brazos susurrándote al oído: solo hay dolor... Aún en esos momentos, solo la Luz puede ser la compañera de tus pasos.
No pierdas tu mirada intentando ver a través de tus cicatrices. No hurgues en la lejanía de tus propias heridas, pues siempre la Luz, la compañera de tus pasos, acariciará tus ojos y penetrará por las ventanas del alma llenándote y acariciándote.
Cuando caminas, caminas descalzo. Cuando amas, amas a corazón abierto. Cuando lloras, brotan ríos de dolor. Vivimos sin armadura, y sin armadura sentimos. Si…

CRÓNICA DE LAS PIRÁMIDES

Imagen
Son una de las siete maravillas del mundo antiguo, el sueño de todo viajero, destino de todo soñador. Las mentes más encasilladas les otorgan una antigüedad de poco más de 3.500 años, las más despejadas y libres no menos de 11.000. Son las pirámides de Egipto, las asombrosas construcciones de la planicie de Gizeh.
Conviven en su espacio más inmediato con millares de toneladas de arena que bañan las patas del león con cabeza de mujer, la gran esfinge, la guardiana -quizás bajo sus zarpas- de la gran biblioteca de la humanidad; un tesoro, oculto bajo las arenas del desierto, visionado por el profeta durmiente.
La Gran Pirámide es la perfección hecha piedra, el misterio petrificado; pura matemática, en sus medidas se esconden precisos conocimientos geofísicos y astronómicos pero, sobre todo, el misterio de su origen; rostros cubiertos por las arenas del olvido, hombres o dioses desterrados de la historia...
Sus constructores rozaron el más sutil refinamiento en una época donde tal desarrol…