Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2017

EL VIEJO DE LA MONTAÑA: AIRE

Imagen
En el atardecer del primer día del nuevo tiempo el Viejo de la Montaña descendió al valle en busca de aire fresco. En la montaña el aire se reseca en exceso pues los tórridos veranos del sur no se alivian en las cumbres. Hubo un tiempo en el que el sabio que todo lo desconocía vivía impasible los cambios atmosféricos. El aire solo era aire para él. Y la brisa tan solo aire fresco. La juventud le permitía vivirlo con la entereza del roble antes de cumplir los cien años. Ahora su caminar se ha vuelto más lento y el tacto del aire sobre su piel un poco más hiriente, pero por dentro se siente intacto.
Al llegar al valle la muchedumbre le esperaba. A la orilla del Río de la Vida ya había llegado la noticia de su descenso. Y toda visita del viejo sabio era bien recibida. En estos últimos tiempos se había vuelto un tanto más retraído, siendo del parecer que todo aprendiz que en verdad quisiera serlo tendría que subir a la montaña para aprender lo que él no podía enseñarle.
Ahora el rumor del a…