Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2011

YO SOY... EL CAMINO

Imagen
Yo soy el camino.
No parto ni voy a ningún sitio. Estoy allí donde tú pisas. No soy la meta, sino el vehículo.
Muchos me confunden con el final..., creen que el camino es el sentido, cuando no soy mas que el proceso de la conciencia.
Yo soy el camino.
No tengo nombre, aunque de mil formas me llaman. Muchos me quieren para sí, pero la verdad es que no tengo dueño. El amo del alma del camino es la libertad.
Yo soy el camino.
Vivo en el corazón de cada hombre. Me paseo por la vida pasando inadvertido las más de las veces, pues me buscan fuera, cuando tengo mi casa en la casa del espíritu.
Yo no soy un camino cualquiera. No soy el sendero de la montaña..., ni siquiera aquél que conduce al claro del bosque. Sencillamente, soy el camino.
Soy la senda de la Conciencia. Si de algún sitio parto..., parto de ti y a ti vuelvo.
Yo soy, sencillamente, el camino.
Y tan solo se me anda en la serenidad del viajero solitario que acompaña sus pasos con los latidos de su corazón, con el fluir de sus sentimientos, con la mágica…

MATERNIDAD CÓSMICA

Imagen
No es fácil vivir la vida. Nos entregan a ella sin libro de instrucciones, y los recuerdos de nuestra verdadera naturaleza sellados y ocultos bajo mil capas escritas por el tiempo. La vida se vive sin anestesia. Por eso, aprender a vivir sin dolor es aprender a vivir sin miedo y sin apegos. Lo cierto es que lo que verdaderamente nos mata es la falta de libertad, y la falta de conciencia que la genera.
El fenómeno de la vida, de la generación de la vida, de la gestación de la vida, es el mayor regalo que nos ha podido ser otorgado. Somos seres autoconscientes capacitados para vehicular conciencias de Luz. Y por esto, entre otras cosas, sorprende la falta de conciencia que, a veces, los humanos aplicamos al hecho de ser padres o madres. Y, sobre todo, al maravilloso milagro de ver un vientre henchirse y llenarse de vida.
Muchas madres tienen que afrontar este milagro solas. A veces por la falta de conciencia de padres que no asumieron las consecuencias biológicas, energéticas y espiritual…