Manifiesto

Esta página está dedicada al misterio, es decir, al ser humano, a la vida, al permanente flujo que de ella se desprende y en el que el mismo ser humano transcurre. Mi principal lenguaje para hablar de ello no será otro que la prosa y la poesía místicas, pues son sugerentes, sugestivas y provocadoras de los estados más sutiles, son un lenguaje del alma dirigido al alma. Pero también me valdré de una prosa descriptiva, y también trascendente, para abordar otros misterios que, sin lugar a dudas, forman parte del ser humano y de su vida, de su origen y de su finalidad, misterios con los que convivimos desde que el hombre es hombre y que, por lo tanto, forman parte de nuestro camino y evolución. El universo nos contempla y nosotros lo contemplamos a él.

"El misterio..., solo nos envuelve el misterio"
El texto y las imágenes aquí contenidos son propiedad de Miguel Ángel del Puerto, y están protegidos por la Ley de la Propiedad Intelectual

MÚSICA

viernes, 23 de septiembre de 2016

CUANDO ERA UN NIÑO



Cuando era un niño los rosales florecían cada mañana. Y cada mañana brotaban vinagretas y amapolas. El almendro era el árbol más bello del mundo.  Y el viento susurraba “buenos días” que eran destellos coloridos, primavera cada mañana. Y cada mañana murmullo de pájaros.

Cuando era un niño la lluvia era lluvia cada invierno, el campo una aventura y la bici la gran nave que alejaba el horizonte y me llevaba más allá de él. Las estrellas no eran estrellas, sino mundos a descubrir, alentadoras de sueños, ventanas a lo imposible hecho posible.

Cuando era un niño las montañas, ahora más cercanas, estaban lejos, tan lejos…
Ahora solo quiero seguir siendo un niño, un sueño andante que se hace mil preguntas…, y no quiere más respuesta que el alimento de la esperanza, la voz de la alegría, y el inicio de cada día como si fuera lo que es (único, irrepetible, el primero y el último a la vez). Solo quiero sueños que me enseñen a despertar y a jugar con las nubes y el tiempo. Y en el tiempo ser un humano cristalino que confía en la Vida y en lo que esta le trae. Un niño grande sin intención de dejarse la inocencia en el camino.