Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2011

PERSPECTIVAS DE UN MUNDO IRREAL (VII) "EL SENTIDO"

Imagen
Puedes expresarlo como quieras, incluso entenderlo como quieras. Quizá hasta da igual. ¿Quién se acerca a quién?. ¿Es “Él” quien desciende?. ¿Nosotros nos acercamos a “Ello”?.
Hermano que caminas en la vida, no te esfuerces por diseccionar la realidad de tu propia búsqueda al punto de que al final pierdas el sentido de la propia búsqueda. Y te entretengas tanto en entender sus mecanismos que te olvides del objetivo buscado.
Sé Consciente, pero no pienses en ello.










PERSPECTIVAS DE UN MUNDO IRREAL (VI) "SANTA PRESENCIA"

Imagen
Existe. Es la santa presencia. La sagrada llama que da vida a las noches y los días del hombre, del inquieto niño que en la Tierra da sus primeros pasos antes de saltar al otro mundo.
Somos árboles que hunden sus raíces en el suelo, y sus ramas en los cielos como raíces que se alimentan del aire y de la luz. Y del suelo se nutren sus sueños más mundanos. Y del cielo se nutren sus más altos ideales.
Y no puedo expresarlo de otra forma: Existe.  Y porque existe yo existo.






SOMOS EL MAR

Imagen
¿Qué somos, qué significamos, ante el mar de la vida y de la muerte, de la propia existencia del hombre?. ¿Qué somos ante la magnitud de lo que podemos significar frente a la grandiosidad de lo existente, de aquello que nos abarca y contiene?. Al mirar la línea del horizonte, donde la mar y el cielo se confunden en la frontera del ser y del no ser, las santas preguntas acuden a mi mente y resuenan como lo vienen haciendo desde el principio de cada uno de mis principios: ¿Quién soy?. ¿De dónde vengo?. ¿Por qué estoy aquí?. ¿Hacia dónde voy?.
Frente al mar, el espejo donde se mira el azul del cielo, el lugar donde las estrellas se posan al alcance de la mano, toda inquietud desaparece, y la mirada se pierde en la lejanía de ti mismo, allá a lo lejos donde su horizonte no es otra cosa que tu propio horizonte. De alguna forma, estar ante el mar es estar ante nosotros mismos.
El mar tiene estados de ánimo, y se expresa en ellos, a la par que suscita estados de ánimo. Y, cuando por él te dejas…

A SOLAS CON EL MAR

Imagen
Hoy he olido la mar... Caminando por su orilla, pisando su arena, mi mirada se perdió entre conchas nacaradas, y piedras mojadas, y perlas de espuma blanca que encerraban su eternidad en un suspiro porque, en un suspiro, nacían y fenecían ... Y el viento del pasado vino a mí.
Imaginé los antiguos pueblos del mar confeccionando collares tejidos de conchas y corales... Y pensé: “Voy a dejar que el viento del pasado me inunde, y percibir así a los antiguos pueblos que poblaron estas costas, y que con estas aguas vivieron su vida y afrontaron su muerte...
Y, en ese momento, el mar olió a mar profundamente. No olía como cuando la brisa trae su olor hasta tierra adentro, ni como cuando el temporal azota la costa y acaricia el rostro con miríadas de minúsculas gotas... Era un profundo y hermoso olor a mar que nunca antes había percibido, y que penetraba todo mi ser. Era como si el mar me mostrara su esencia más sutil y más profunda.
“Quizá, pensé, en los tiempos lejanos, de los hombres que v…

PERSPECTIVAS DE UN MUNDO IRREAL (V) "LA LUZ"

Imagen
Y es que la Luz, la esencia de todo poder y de todo saber, la madre de toda búsqueda y de todo encuentro, siempre llega, aún aprovechando el menor resquicio entre la tormenta. Por eso, viajero en este mundo, que las tinieblas no te roben toda esperanza, todo sueño, todo anhelo por ser y sentir, por estar vivo.
La Luz, la gran madre de la que partimos, a la que regresaremos, siempre está presta para auxiliarnos. Y no lo olvides: somos Luz.



PERSPECTIVAS DE UN MUNDO IRREAL (IV) "LO QUE SOMOS"

Imagen
Es el pasado y el futuro, la esencia y lo superficial, el corazón y los huesos, el cuerpo y el espíritu... Y en el momento de levantar el vuelo, de expandir las alas del espíritu, de la conciencia sin tiempo, de la chispa de Luz, del pájaro que anida en el corazón… En ese momento, lo de fuera, la estructura más férrea, se diluye para dejar paso a "lo que realmente Es", a lo que realmente somos: espíritus ascendentes que no están solos.