Entradas

Mostrando entradas de julio, 2010

CASTAÑO SANTO

Imagen
Un día me acerqué a un viejo y más que centenario castaño. Entre la espesura su tronco destacaba, y sus ramas se extendían en el cielo como si ríos de cristalina luz surgieran de las entrañas de la Tierra y quisieran tocar las estrellas, y alimentarlas, y arrancarles sus secretos.
Al verlo no pude evitar caer sobre mis rodillas. Un anciano y sabio espíritu lo habitaba guardando el secreto de los hermanos del bosque, y de las lágrimas de luz que la luna derrama cuando alcanza su mayor esplendor. En su presencia me sentí como un aprendiz que ha olvidado toda pregunta ante el sabio espíritu del tiempo. Y sin poder remediarlo lloré amargamente desatando desde mi interior mis mayores penas, y descubriendo mis mayores oscuridades, las que no me dejan seguir adelante como yo quisiera, las que me ciegan y me impiden por momentos reconocer el camino. Fue entonces que sentí la sonora voz de su silencio, y el hermano árbol, el anciano castaño de viejo y sabio espíritu me preguntó:
“Oh, hermano homb…

SOY EL ÁGUILA

Imagen
Sentada sobre su roca la hermana águila oteaba el horizonte. Su profunda mirada era capaz de discriminar el más mínimo movimiento entre la hierba. Aun estando en la altura de su pétrea atalaya toda brizna le era conocida, y toda vida que suspirara a ras del suelo quedaba a su alcance. Pero solo era capaz de escuchar y sentir los lamentos del viento y las historias que contaba..., solo era capaz de interpretar el trino del jilguero cuando levantaba el vuelo. Entonces sí, al desplegar sus alas y aletear sobre el mundo todo canto y todo lamento, toda voz o todo silencio, llegaban a sus oídos como las palabras claras y cristalinas de la Vida. Entonces, y solo entonces, el lenguaje de la vida aparecía claro ante ella, y era capaz de comprender los pasos que el tiempo da en nuestra búsqueda, y el sentido de la hoja que cae, o el dulce y afinado canto de la azucena.
La hermana águila custodiaba las más altas cumbres, el lugar desde el que la visión del mundo es más clara. Pero no siempre fue a…

DE LA VISIÓN CORRECTA AL EQUILIBRIO

Imagen
Uno de los objetivos que tenemos, como seres que buscamos desarrollar un nivel de conciencia, es la obtención de la visión correcta, que nos llevará a la actitud correcta y, posteriormente, a la acción correcta.

La visión correcta es el resultado de entender que cada acontecimiento es la concreción física y cinética de una energía que se desenvuelve en un ámbito de lo invisible, de percibir que lo que sucede aquí es resultado de lo que sucede en otro nivel. Es la capacidad de entender los acontecimientos como acontecimientos en su origen energéticos,  de comprenderlos en su contexto energético amplio y obtener una consecuencia. Es decir, es la capacidad de VER. Aunque esta cualidad tiene una acepción y unas consecuencias mucho más amplias.
La visión correcta te lleva a la actitud correcta, al estado interior que generará la acción correcta,  la acción que busca ser energéticamente consecuente con lo que VE, es decir, la acción de hacer lo energética o espiritualmente correcto. La actitu…

PRINCIPIOS DEL HOMBRE CONSCIENTE (III)

Imagen
No te dejes apresar por la oscuridad, por la ilusión de no ver y de no ser. La noche no es mas que parte del día, y el día no es mas que parte de la noche; mas aquél que verdaderamente Ve distingue la luz de la oscuridad y la oscuridad de la luz. La primera enseña, y la segunda te hace pensar, así que no te dejes engañar por este juego de palabras y sentidos, por este juego de luces y sombras, por este juego de verdades y mentiras, pues nos ha sido otorgado el don de Pensar y de generar Autoconciencia. Úsalos, y despliega tus alas.

Tú eres parte mía y yo soy parte tuya. ¿Por qué te empeñas en pensar que tú eres tú y que yo soy yo?. La ilusión de ser limita la percepción de lo que en verdad somos. En la realidad de ser, yo soy tú. Así que no te sientas desconectado de mí, alejado y diferenciado de mí porque no me conoces. Tengo más que ver contigo de lo que piensas. Así que ayúdate a ser consciente en mí, para que yo lo sea en ti y culminemos el retorno.

Deja que la vida fluya a través t…

EL GUERRERO DE LA LUZ: QUIÉN ES EL GUERRERO DE LA LUZ

Imagen
El guerrero de la Luz no es un hombre santo. El guerrero de la Luz no es un iluminado que no encuentra sombra que lo moleste. El guerrero de la Luz no es el sabio de la montaña, el viejo eremita que se refugia en la oquedad de la conciencia y busca compartir su soledad consigo mismo.
El guerrero de la Luz es un hombre o una mujer del día a día, de la cotidiana confrontación con la realidad más inmediata, y con el pertinaz afán de la sombra de entorpecer el paso de los hombres. El guerrero de la Luz es un luchador de la cotidianeidad que ha descubierto que una batalla individual y de todos se libra en cada palmo de la vida, y que en esa batalla ha elegido una opción: la de la Luz. Y que esa opción se rige por un código que es, en sí mismo, perfecto. El guerrero de la Luz sabe que el código le será paulatinamente revelado. Y que su poder aumentará proporcionalmente a su Conciencia, a lo que Sabe de Sí Mismo en su propio y personal nivel.
El guerrero de la Luz no es un ser caótico…