Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2014

UNA VIDA NORMAL

Imagen
“Una vida normal...”, tuve que reírme ante la expresión de mi compañera, la mujer con la que comparto el camino. “¡Dios mío, tengo una vida normal!”..., dijo. De inmediato tuve que reírme...., sonreírme mas bien y adoptar un semblante de clara ironía que conspiraba con la realidad más cotidiana pero más diferente. ¿Porque  sabéis cómo es la vida “normal” a la que se refería?. No pude contener una sonrisa porque en la última semana habíamos retomado la historia de la síndone de Noalejo, recapitulado y vuelto a tomar contacto con la historia de un prodigio del Renacimiento que tuvimos la oportunidad de descubrir hace ya siete años que plantea muchas incógnitas... y que tiene implicaciones realmente sorprendentes (sobre ella hemos elaborado un minucioso trabajo que esperamos vea la luz algún día). Y porque un día antes volvimos a encontrarnos en mitad del universo absurdo de fenómenos paranormales que parecen (sólo parecen) no tener pies ni cabeza y que conocemos con el nombre de polterg…

EN EL AMOR UNO

Imagen
Déjame abrazarte, sentirte beso a beso, cerrar mis ojos en los tuyos y respirar tu aire, el que llena de vida tu mirada.
Déjame quererte siendo tu en mí mismo, siendo yo en cada suspiro del viento sobre tu piel. Deja que tus estrellas lluevan sobre mi y que al bañarme en su luz, mi gozo sea tuyo y tu silencio el clamor de mis más profunda alegría.
Deja que la brisa, que del mar trae emociones que rompen olas sobre la orilla, descanse sobre mi. Y en mi descanso encuentre la paz que necesita para ser mar de hombres y mujeres que quieren llegar a tierra y descansar.
Deja que la aurora me de su primer beso y en él tu me beses y en él bese yo al mundo, el mundo por el que vivo en cada palabra de luz que derramo en mi camino.
Déjame abrazarte, porque soy yo en ti y eres tu en mi como uno sólo, espejo de un gemelo dormido que sueña ser diferente, alejado, extraño, indiferente... y espera despertar. Y, al despertar, apartar el velo que cubre su rostro y abandonar la espesura del bosque. Porque y…

VÍVELA

Imagen
Que corta es la vida, que vida más larga..., que en un segundo se pierde, se mima y se olvida, se ama y se aclama, se duerme y se sueña, se aleja y se acerca al umbral donde todo acaba y todo empieza.
Que corta es la vida..., que dura un minuto, el minuto de una eternidad que se escurre entre los dedos y que siembra un silencio, una sonrisa, un lamento, un te quiero... y lo deja para siempre como un presente recuerdo.
Que vida más corta y más larga, y más tersa, más suave, rosa flor de espinas que arrancan sonrisas y sollozos, alegrías y osadías, penas y ternura... como la roca más dura vencida por el tiempo, por el agua, por la risa y la sonrisa, por el viento..., perdiendo sus aristas y dejando ver suavidades que templan el alma y besan y suspiran... y te aman.
Y en el tiempo yo me siento...y curo mis heridas y pienso en flores como amores, como soles que se encienden y se apagan en función de mi mirada..., que buscan mi sonrisa como suave brisa de mágica luz amamantada.
Que corta es la…