Manifiesto

Esta página está dedicada al misterio, es decir, al ser humano, a la vida, al permanente flujo que de ella se desprende y en el que el mismo ser humano transcurre. Mi principal lenguaje para hablar de ello no será otro que la prosa y la poesía místicas, pues son sugerentes, sugestivas y provocadoras de los estados más sutiles, son un lenguaje del alma dirigido al alma. Pero también me valdré de una prosa descriptiva, y también trascendente, para abordar otros misterios que, sin lugar a dudas, forman parte del ser humano y de su vida, de su origen y de su finalidad, misterios con los que convivimos desde que el hombre es hombre y que, por lo tanto, forman parte de nuestro camino y evolución. El universo nos contempla y nosotros lo contemplamos a él.

"El misterio..., solo nos envuelve el misterio"
El texto y las imágenes aquí contenidos son propiedad de Miguel Ángel del Puerto, y están protegidos por la Ley de la Propiedad Intelectual

MÚSICA

viernes, 9 de julio de 2010

PRINCIPIOS DEL HOMBRE CONSCIENTE (III)




No te dejes apresar por la oscuridad, por la ilusión de no ver y de no ser. La noche no es mas que parte del día, y el día no es mas que parte de la noche; mas aquél que verdaderamente Ve distingue la luz de la oscuridad y la oscuridad de la luz.
La primera enseña, y la segunda te hace pensar, así que no te dejes engañar por este juego de palabras y sentidos, por este juego de luces y sombras, por este juego de verdades y mentiras, pues nos ha sido otorgado el don de Pensar y de generar Autoconciencia. Úsalos, y despliega tus alas.


Tú eres parte mía y yo soy parte tuya. ¿Por qué te empeñas en pensar que tú eres tú y que yo soy yo?. La ilusión de ser limita la percepción de lo que en verdad somos.
En la realidad de ser, yo soy tú. Así que no te sientas desconectado de mí, alejado y diferenciado de mí porque no me conoces. Tengo más que ver contigo de lo que piensas. Así que ayúdate a ser consciente en mí, para que yo lo sea en ti y culminemos el retorno.


Deja que la vida fluya a través tuyo, sé el mismo torrente de los días y de las noches. Eres un vehículo a través del cual la vida se expresa en toda su dimensión. Eres un vehículo a través del cual la mágica presencia del Amor que todo lo sostiene se expresa. Sé consciente de esto, y date permiso para ser un vehículo de la Vida. Déjate fluir.
Tú eres la primera y la máxima expresión de la vida en cada cosa que acontece. Y cuanto acontece forma parte de ti; expresándose la vida en ti en cada segundo, en cada sueño de un instante, en cada aleteo del viento.
La vida fluye como si fuera un río. Así que no quieras aprehender lo inaprensible, controlar lo incontrolable. En su constante fluir, todo obstáculo, todo intento por contenerla genera una onda de consecuencias imprevisibles que percibimos bajo la forma de conflictos.
No puedes controlar la vida, pero puedes comprenderla, y acomodar tu presencia y tus pasos en la misma con su flujo.
La vida es incontenible. No te opongas a ella, fluye con ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario