MI REINO



No es mi reino de este mundo,
ni los pasos que doy lo son,
ni tan siquiera el aire que respiro.
El camino que hago no se forja en un caminar descalzo sobre piedras y entre zarzas, pues más allá de lo humano la Luz teje realidades sin nombre y a ellas pertenezco.

No es mi vuelo de este mundo,
ni el brillo de cada atardecer que la vida me presta sobre este suelo y bajo este cielo.
Mis alas no descansan sobre el aire,sino sobre finos hilos de luz que lo sostienen todo.

No es mi reino en la Tierra de esta Tierra.
Ni el corazón que late en mi pecho es el pulso de luz que anima mis sentimientos más puros.
Ni el tiempo que mide mis pasos, cada paso, es mi tiempo.

No es mi tiempo de este mundo,
ni mi mundo de este tiempo.
Y no hay mundo en este tiempo que se le parezca,
ni mar en calma que a su mar en calma se asemeje,
ni risa ni sonrisa que a la par resuene en el alma como allí resuena.

Al subir a las estrellas,
y traspasar el umbral del tiempo:
Borbotones de colores,
horizontes profundos vestidos de nébulas y galaxias alongadas,
bullir de espacios y tiempos entretejidos en un azar difícilmente explicable.
Y, allá a lo lejos, mi tiempo.

Futuro…

Comentarios