Manifiesto

Esta página está dedicada al misterio, es decir, al ser humano, a la vida, al permanente flujo que de ella se desprende y en el que el mismo ser humano transcurre. Mi principal lenguaje para hablar de ello no será otro que la prosa y la poesía místicas, pues son sugerentes, sugestivas y provocadoras de los estados más sutiles, son un lenguaje del alma dirigido al alma. Pero también me valdré de una prosa descriptiva, y también trascendente, para abordar otros misterios que, sin lugar a dudas, forman parte del ser humano y de su vida, de su origen y de su finalidad, misterios con los que convivimos desde que el hombre es hombre y que, por lo tanto, forman parte de nuestro camino y evolución. El universo nos contempla y nosotros lo contemplamos a él.

"El misterio..., solo nos envuelve el misterio"
El texto y las imágenes aquí contenidos son propiedad de Miguel Ángel del Puerto, y están protegidos por la Ley de la Propiedad Intelectual

MÚSICA

viernes, 7 de febrero de 2014

VÍVELA




Que corta es la vida, que vida más larga..., que en un segundo se pierde, se mima y se olvida, se ama y se aclama, se duerme y se sueña, se aleja y se acerca al umbral donde todo acaba y todo empieza.

Que corta es la vida..., que dura un minuto, el minuto de una eternidad que se escurre entre los dedos y que siembra un silencio, una sonrisa, un lamento, un te quiero... y lo deja para siempre como un presente recuerdo.

Que vida más corta y más larga, y más tersa, más suave, rosa flor de espinas que arrancan sonrisas y sollozos, alegrías y osadías, penas y ternura... como la roca más dura vencida por el tiempo, por el agua, por la risa y la sonrisa, por el viento..., perdiendo sus aristas y dejando ver suavidades que templan el alma y besan y suspiran... y te aman.

Y en el tiempo yo me siento...y curo mis heridas y pienso en flores como amores, como soles que se encienden y se apagan en función de mi mirada..., que buscan mi sonrisa como suave brisa de mágica luz amamantada.

Que corta es la vida y que larga... Hasta aquí he llegado a lomos de tormentas y arcoiris, de nubes de colores y de flores tapizando el tiempo y el camino, añoranzas como danzas de esperanzas, y certezas como flechas que buscan un corazón que amar y desarmar para comérselo a besos y a miradas cristalinas, puras y divinas que conspiran con amor. Porque el amor es lo que tiene: no hiere cuando quieres, hiere cuando la flor besa con tanto amor que la más grande tristeza se convierte en sutileza y el dolor desaparece... y rendido pereces como hoja que arrastra el viento.

Que vida más larga y más corta..., parece que fue ayer...  y el ayer es un corazón tan grande... que mejor tenerlo bien lleno de vivencias y recuerdos, de latidos como pulsos con sentido, con alma. Y no olvides lo siguiente: somos ayer hecho presente y presente hecho momento. Así que todo contenido se resume en lo siguiente: cada momento es sagrado y cada sagrado momento es como una vida completa: nace, se vive y se pierde.








No hay comentarios:

Publicar un comentario