Manifiesto

Esta página está dedicada al misterio, es decir, al ser humano, a la vida, al permanente flujo que de ella se desprende y en el que el mismo ser humano transcurre. Mi principal lenguaje para hablar de ello no será otro que la prosa y la poesía místicas, pues son sugerentes, sugestivas y provocadoras de los estados más sutiles, son un lenguaje del alma dirigido al alma. Pero también me valdré de una prosa descriptiva, y también trascendente, para abordar otros misterios que, sin lugar a dudas, forman parte del ser humano y de su vida, de su origen y de su finalidad, misterios con los que convivimos desde que el hombre es hombre y que, por lo tanto, forman parte de nuestro camino y evolución. El universo nos contempla y nosotros lo contemplamos a él.

"El misterio..., solo nos envuelve el misterio"
El texto y las imágenes aquí contenidos son propiedad de Miguel Ángel del Puerto, y están protegidos por la Ley de la Propiedad Intelectual

MÚSICA

viernes, 11 de febrero de 2011

PERSPECTIVAS DE UN MUNDO IRREAL (V) "LA LUZ"




Y es que la Luz, la esencia de todo poder y de todo saber, la madre de toda búsqueda y de todo encuentro, siempre llega, aún aprovechando el menor resquicio entre la tormenta. Por eso, viajero en este mundo, que las tinieblas no te roben toda esperanza, todo sueño, todo anhelo por ser y sentir, por estar vivo.

La Luz, la gran madre de la que partimos, a la que regresaremos, siempre está presta para auxiliarnos. Y no lo olvides: somos Luz.




2 comentarios:

  1. Carmen Martín Segovia.13 de febrero de 2011, 22:10

    Siento que las estrellas tienen mucho que enseñarnos, y que esto solo puede aprenderse a través de la oscuridad de la noche.
    "Cuando te encuentres en la noche oscura del alma, no debes de olvidar el sentarte para escuchar el mensaje que te está siendo dado. ¿ Qué es lo que está intentando despertar en tu interior? ".
    La Luz siempre está pero sobre todo la encontraremos en el lugar más oscuro.
    Mil gracias Miguel Ángel. Te sigo en el camino y sobre todo te envío un abrazo de Luz...

    ResponderEliminar
  2. En fin Carmen, vivimos un tiempo de oscuridades, de sombras y tormentas, a la búsqueda de la Luz. Esa es nuestra raíz, y a la que regresamos. Ese es el gran motor que nos mueve: saber lo que somos, lo que hemos perdido, y lo que debemos recuperar. Es la Luz en nosotros, en su camino, en nuestro camino, de regreso a Casa.
    Gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar