Manifiesto

Esta página está dedicada al misterio, es decir, al ser humano, a la vida, al permanente flujo que de ella se desprende y en el que el mismo ser humano transcurre. Mi principal lenguaje para hablar de ello no será otro que la prosa y la poesía místicas, pues son sugerentes, sugestivas y provocadoras de los estados más sutiles, son un lenguaje del alma dirigido al alma. Pero también me valdré de una prosa descriptiva, y también trascendente, para abordar otros misterios que, sin lugar a dudas, forman parte del ser humano y de su vida, de su origen y de su finalidad, misterios con los que convivimos desde que el hombre es hombre y que, por lo tanto, forman parte de nuestro camino y evolución. El universo nos contempla y nosotros lo contemplamos a él.

"El misterio..., solo nos envuelve el misterio"
El texto y las imágenes aquí contenidos son propiedad de Miguel Ángel del Puerto, y están protegidos por la Ley de la Propiedad Intelectual

MÚSICA

viernes, 27 de febrero de 2015

LLUVIA



Llueve, llanto suave de alegría intensa que desprender se deja.

Llueve, agua fina, luz licuada. Vida que beber se deja y besarme quiere.

Lluvia, clamor silente que ruidoso llena espacios contenidos en silencios sin matices y en matices silenciosos que hablar hablan sin palabras. Solo gestos que en sí mismos lo son todo. Gota una que mar contiene.

Lluvia, pensamientos que alumbran recuerdos y arrastran tormentas y tormentos. Río de la vida que nace de las estrellas y amamanta nubes que cubren cielos y adornan horizontes.

Lluvia, de agua, de estrellas, de sentimientos. Alegrías que se dejan acariciar. Labios dulces que besar besan vientos que cobijan historias no contadas… Porque no sabemos escuchar al viento ni beber el agua que apaga incertidumbres y siembra certezas, besando mentes y corazones, limpiando entrañas rojas como la vida y azules como el cielo.

Llueve, agua de vida, agua ignea que enciende corazones y sosiega saberes no recordados.

Llueve, agua fuente vertida sobre los hombres. Luz de luz vertida sobre nos y desde nos contada.

Bebe.









1 comentario:

  1. Insuperable, como no beber de ese agua, de esa lluvia de tanta luz como desprenden tus palabras.
    Saludos

    ResponderEliminar