Manifiesto

Esta página está dedicada al misterio, es decir, al ser humano, a la vida, al permanente flujo que de ella se desprende y en el que el mismo ser humano transcurre. Mi principal lenguaje para hablar de ello no será otro que la prosa y la poesía místicas, pues son sugerentes, sugestivas y provocadoras de los estados más sutiles, son un lenguaje del alma dirigido al alma. Pero también me valdré de una prosa descriptiva, y también trascendente, para abordar otros misterios que, sin lugar a dudas, forman parte del ser humano y de su vida, de su origen y de su finalidad, misterios con los que convivimos desde que el hombre es hombre y que, por lo tanto, forman parte de nuestro camino y evolución. El universo nos contempla y nosotros lo contemplamos a él.

"El misterio..., solo nos envuelve el misterio"
El texto y las imágenes aquí contenidos son propiedad de Miguel Ángel del Puerto, y están protegidos por la Ley de la Propiedad Intelectual

MÚSICA

viernes, 20 de junio de 2014

SI LA VIDA FUERA UN ALETEO




Si la vida fuera un aleteo,
si subirme pudiera en sus alas
y volar dejarme quisiera
para ver nuevos mundos
y sentir nuevos sueños
y vivir nuevos despertares.

Si la vida fuera un aleteo de colores rosas y azules,
de verde claro y naranjas que anuncian adormeceres y descanso.
Si sus alas fueran alas libres de toda herida. 
Y el canto, y el vuelo,
y el sentir más generoso, 
lenguaje de pájaros que anidan corazones rotos
y los sanan, y los besan, y limpian sus heridas. 
Porque el amor todo lo es y todo lo tiene.

Si la vida fuera un aleteo de suspiros y sonrisas,
de caricias dadas tiernamente 
y miradas furtivas que esconden misterios y despertares.
Me subiría en sus alas y remontaría el vuelo, 
llenaría mi alma de sosiego y mis ojos de luz de estrellas, 
de mares calmas y torrentes silenciosos que braman hacia dentro porque hacia fuera todo es confusión.

Si la vida fuera un aleteo iría a verte ahora mismo al lugar donde te encuentras, 
estés donde estés, 
sea cual sea el color de tu piel, 
y el nácar de tus ojos, 
y la luz que ilumina tu sonrisa. 
Te diría al oído te quiero.
Y te ofrecería mi mano para que juntos levantásemos el vuelo 
y convirtiéramos las distancias en encuentros de almas. 
Y las almas en almas cristalinas que dejan pasar la luz.
Y la luz en su paso amor dado.

Si la vida fuera un aleteo 
y el aleteo una mirada que nada esconde, 
que solo sueña, 
que solo busca encontrarte, me encontrarías.
Y juntos haríamos el camino.
Las flores crecerían a nuestro paso y al paso del amor, 
que es lo que somos, 
lo que soñamos y lo que buscamos: 
Amor…, ternura hecha besos, caricias, 
silencio atronador que te abre los ojos
y una vez abiertos solo amor es lo que ves
porque solo amor es lo que eres.

Si la vida fuera un aleteo te daría mi mano 
y tu ofrecerías la tuya, 
y las manos serían una sola mano, 
un abrazo sin tiempo que une corazones y vidas, y sueños. 
Todos seríamos un mismo aleteo.
Y el aleteo sería un canto.
Y el canto luz de miradas encontradas que comparten un mismo misterio y una misma vida.





2 comentarios:

  1. Miiguel Ángel, "Si la vida fuera" te hace deslizar en tu música más intima y en la cristalina fuente de tus escritos..... Flo

    ResponderEliminar