Manifiesto

Esta página está dedicada al misterio, es decir, al ser humano, a la vida, al permanente flujo que de ella se desprende y en el que el mismo ser humano transcurre. Mi principal lenguaje para hablar de ello no será otro que la prosa y la poesía místicas, pues son sugerentes, sugestivas y provocadoras de los estados más sutiles, son un lenguaje del alma dirigido al alma. Pero también me valdré de una prosa descriptiva, y también trascendente, para abordar otros misterios que, sin lugar a dudas, forman parte del ser humano y de su vida, de su origen y de su finalidad, misterios con los que convivimos desde que el hombre es hombre y que, por lo tanto, forman parte de nuestro camino y evolución. El universo nos contempla y nosotros lo contemplamos a él.

"El misterio..., solo nos envuelve el misterio"
El texto y las imágenes aquí contenidos son propiedad de Miguel Ángel del Puerto, y están protegidos por la Ley de la Propiedad Intelectual

MÚSICA

viernes, 14 de marzo de 2014

VES EN MÍ

¿Qué puedo hacer para hacer tu camino?, que no puedo hacerlo, ni labrar tu campo, ni sembrar tus flores, ni aventar el trigo de tu trecho andado…

¿Qué puedo encontrar en mi camino que a ti te sirva como un paso dado?, si solo puedo dar los míos y seguir el rumbo que me he trazado en un tiempo vivido que he olvidado.

¿Qué puedo hacer por ti que no sepas tu hacer?, si todo fue dicho y todo lo hecho no es mas que parte de una gran parte que a todo acoge y todo tiene, y nada nuevo bajo el sol se mueve.

¿Qué quieres que te recuerde que tú no sepas?.

¿Qué quieres que te diga que tú no sepas?. ¿Acaso piensas que yo se lo que tú no sabes?.

Si vivir por ti no puedo, ni morir, ni reír, ni llorar o lanzar un beso al infinito y besar los labios de la vida. No esperes encontrar en las flores de mi jardín alado el sentido de tus pasos, que son los míos pero por ti dados.

¿Qué puedo hacer por ti mas que recordarte lo que ya sabes?. Y en tu recuerdo hallarás el camino que ya has andado, olvidado, adormecido, subyugado por el tiempo y la distancia medida en latidos del alma…

¿Qué puedo hacer por ti mas que lo hago?, vestirme de espejo para que en mi veas lo que eres: poesía vestida de luz, prosa vestida de cielo, amaneceres como nacimientos y despertares como suaves olas que descansan por fin sobre la orilla y se recogen susurrando esperanzas. Eres la voz de la vida, el canto de los pájaros, la luz del sol, resplandor de estrellas que busca miradas donde refugiarse, agua que busca ser bebida, sabiduría andante que se sabe dormida y busca despertarse. Sólo puedo decirte: ves en mi lo que hay en ti.








4 comentarios:

  1. Desde lo esencial
    ¿Qué qué puedes hacer por mi?. Millones de cosas. Recordarme la estrella dormida tras la montaña, aquella que cayó cuando no pudo soportar la tormenta.
    Decirme que ese cambio rasante no es un camino acabado, sino nuevo de vida.
    Contarme, cuando me olvide, que mi hogar es un hogar apacible y lleno de luz donde los sentidos son tangibles y las palabras, ecos dentro del alma.
    Mostrarme que soy un héroe en un camino dual y que a veces esa dualidad duele antes de hacer feliz.
    Puedes mostrar este espacio donde acabar un día cansado y retornar a la fuente de vida para acostarse con el recuerdo de lo que Es.
    No sabes lo que puedes hacer,amigo, y que haces. Jugar con tu recuerdo para que olvidemos menos de dónde venimos y a donde vamos, porque perderse es tan fácil y tan dolido…
    M.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, amiga. No tengo palabras. Te mando un abrazo grande y una caricia al corazón de luz que encierras en tu pecho.

    ResponderEliminar
  3. "Ves en mí lo que hay en tí..."
    Florence

    ResponderEliminar