Manifiesto

Esta página está dedicada al misterio, es decir, al ser humano, a la vida, al permanente flujo que de ella se desprende y en el que el mismo ser humano transcurre. Mi principal lenguaje para hablar de ello no será otro que la prosa y la poesía místicas, pues son sugerentes, sugestivas y provocadoras de los estados más sutiles, son un lenguaje del alma dirigido al alma. Pero también me valdré de una prosa descriptiva, y también trascendente, para abordar otros misterios que, sin lugar a dudas, forman parte del ser humano y de su vida, de su origen y de su finalidad, misterios con los que convivimos desde que el hombre es hombre y que, por lo tanto, forman parte de nuestro camino y evolución. El universo nos contempla y nosotros lo contemplamos a él.

"El misterio..., solo nos envuelve el misterio"
El texto y las imágenes aquí contenidos son propiedad de Miguel Ángel del Puerto, y están protegidos por la Ley de la Propiedad Intelectual

MÚSICA

viernes, 28 de marzo de 2014

ENTRE DOS MUNDOS





En las tardes, cuando el sol comienza a descender 
y a bañarse en un mar naranja que acaricia la vista y roza el alma,
Sirena Morena se viste de viento y danza sobre la espuma.

Desnudez de besos vestidos de sal, 
brisa que cobija olor a olas turquesas,
susurros que visten el atardecer de pasión por vivir y por amar.

Al nadar tus caminos y caminar tus olas sueños de colores,
aroma de susurros vestidos de caricias no dadas. 

Templanza sobre las olas, 
olas que cantan tu nombre. 
Arrecifes de corazones rosas y verdes 
que buscan besar un cielo que reposa sobre dunas de agua. 
Mar que se mece y adormece con cada mirada perdida.

Cuando el sol se baña en la mar fuego en el agua, 
hervor que murmura deseos no expresados, 
Sirena Morena que se adentra en la arena 
y recorre la playa soñando vivir en un solo mundo.

Cuando abandonas el alma del mundo, 
la que se viste de mar y salitre, 
la del corazón de coral, 
caminas tus caminos entre pinos y anocheceres acariciando la arena, 
respirando estrellas, 
soñando vivir sólo entre sirenas. 
Porque entre hombres haces mil caminos
con piernas tejidas de añoranzas

Luciérnaga del agua de un tierno corazón 
que nada con las olas buscando siempre el sol.












2 comentarios: