Manifiesto

Esta página está dedicada al misterio, es decir, al ser humano, a la vida, al permanente flujo que de ella se desprende y en el que el mismo ser humano transcurre. Mi principal lenguaje para hablar de ello no será otro que la prosa y la poesía místicas, pues son sugerentes, sugestivas y provocadoras de los estados más sutiles, son un lenguaje del alma dirigido al alma. Pero también me valdré de una prosa descriptiva, y también trascendente, para abordar otros misterios que, sin lugar a dudas, forman parte del ser humano y de su vida, de su origen y de su finalidad, misterios con los que convivimos desde que el hombre es hombre y que, por lo tanto, forman parte de nuestro camino y evolución. El universo nos contempla y nosotros lo contemplamos a él.

"El misterio..., solo nos envuelve el misterio"
El texto y las imágenes aquí contenidos son propiedad de Miguel Ángel del Puerto, y están protegidos por la Ley de la Propiedad Intelectual

MÚSICA

viernes, 13 de septiembre de 2013

GRACIAS

Gracias... Gracias, Dios, hacedor del mundo y las estrellas.
Gracias, amigo eterno, Padre Eterno, que me amparas y me acunas, que alimentas los pasos que doy y calmas mi sed, que adornas la lluvia que cubre mis pensamientos y los alimentas de ideas fugaces y eternas, limpias y transparentes.

Gracias Dios, Padre y Madre, por darme la vida y dármela cada día, durante cada minuto, durante cada segundo, durante cada hálito que respiro y me siento, y te siento, y los siento...

Gracias por dejarme escribir y vivirme en lo que escribo. Y morirme en ello. Y renacer en cada hermano de la Luz que lo lee y se alimenta y bebe de su agua, que es tu agua, que no es mía sino tuya por los siglos de los siglos, y desde el principio que esconde en si mismo el final del tiempo que no acaba pero cumple un ciclo que empieza y continúa, y se vive como la eternidad en nosotros y en cada obra tuya que contemplamos.

Gracias Dios, porque sin ti  soy nada. Y gracias a ti soy todo.  Y en todo cuanto luce bajo el Sol y bajo el Sol se baña y se siente y se vive en tu luz, y en la clamorosa energía viviente de tu amor, que es el amor, nuestro amor, la causa que nos genera y el fin que nos justifica, yo soy en ti siendo yo.

Gracias. Gracias hacedor del mundo y las estrellas, del espacio, de cada espacio  y cada tiempo, de cada sonrisa y de cada lágrima, de cada murmullo de la voz del amor en cada uno de nosotros. Gracias por adornar mi vida de luces y sombras que no comprendo, pero que acepto sin aceptar en mi ignorancia porque tú sabrás el propósito que sirvo y al que sirven dejándome crecer para que crezca en ti lo que soy siendo en mi.

Gracias Dios, hacedor del mundo y las estrellas, del espacio, de cada espacio y cada tiempo, de cada sonrisa y de cada lágrima, de cada murmullo del amor, de cada ola y cada cielo, de la ternura, de la piel suave que se deja acariciar por el alma que por ella siente, Padre y Madre de la eternidad hecha carne, hecha huesos, hecha sangre y hecha luz. Gracias.





No hay comentarios:

Publicar un comentario