Manifiesto

Esta página está dedicada al misterio, es decir, al ser humano, a la vida, al permanente flujo que de ella se desprende y en el que el mismo ser humano transcurre. Mi principal lenguaje para hablar de ello no será otro que la prosa y la poesía místicas, pues son sugerentes, sugestivas y provocadoras de los estados más sutiles, son un lenguaje del alma dirigido al alma. Pero también me valdré de una prosa descriptiva, y también trascendente, para abordar otros misterios que, sin lugar a dudas, forman parte del ser humano y de su vida, de su origen y de su finalidad, misterios con los que convivimos desde que el hombre es hombre y que, por lo tanto, forman parte de nuestro camino y evolución. El universo nos contempla y nosotros lo contemplamos a él.

"El misterio..., solo nos envuelve el misterio"
El texto y las imágenes aquí contenidos son propiedad de Miguel Ángel del Puerto, y están protegidos por la Ley de la Propiedad Intelectual

MÚSICA

viernes, 23 de agosto de 2013

PENSAMIENTOS DORADOS

Pensamientos dorados, dorados pensamientos de luz, dorados pensamientos que me llevan hasta el instante eterno, hasta el momento sin momento crucial en el que me diluyo, dejo de ser yo y no soy siendo.

Pensamientos dorados, luces que simulan reflejos del sol, crisol que soy donde me convierto en dorados reflejos. Mirada perdida en el mundo de dentro,  río de ideas que se marcha lejos hasta que se detiene un instante, un segundo, una eternidad vestida de viajero y entonces… pensamientos dorados, inexistencias de flujos, luz que todo lo llena, ausencia y contenido, alas para surcar espacios infinitos, aire en mis pulmones que retienen vida, gotas de luz que vienen en mi busca.

Pensamientos dorados, atardeceres que bañan de luz acristalada las paredes,  capilla sixtina de un encuentro divino con lo humano, paz interior, sosiego, murmullos que se alejan sin marcharse…, voz que se acalla como calla el silencio cuando la luz habla. Atanor en el que oro me vuelvo, luz que circula por mis venas, resplandores…

A la puerta de mi templo, en el lugar que conozco como Shambala en el mundo de los hombres, busco sin buscar lo que encuentro, busco sin palabras las palabras que me buscan, las que se visten de sentido y viajan desde un lugar inabarcable por extenso e inaprensible por sutil, borbotones de esferas de colores que tiñen de malva mis pensamientos, pensamientos que se vuelven dorados como susurros silenciosos sin voz que se les oiga, caudales etéricos por mi corona, rey sin reino, trono de carne y hueso que camina sin andar.

Pensamientos dorados, silencios de luz acristalada que se vuelven clamor del alma.







1 comentario: