Manifiesto

Esta página está dedicada al misterio, es decir, al ser humano, a la vida, al permanente flujo que de ella se desprende y en el que el mismo ser humano transcurre. Mi principal lenguaje para hablar de ello no será otro que la prosa y la poesía místicas, pues son sugerentes, sugestivas y provocadoras de los estados más sutiles, son un lenguaje del alma dirigido al alma. Pero también me valdré de una prosa descriptiva, y también trascendente, para abordar otros misterios que, sin lugar a dudas, forman parte del ser humano y de su vida, de su origen y de su finalidad, misterios con los que convivimos desde que el hombre es hombre y que, por lo tanto, forman parte de nuestro camino y evolución. El universo nos contempla y nosotros lo contemplamos a él.

"El misterio..., solo nos envuelve el misterio"
El texto y las imágenes aquí contenidos son propiedad de Miguel Ángel del Puerto, y están protegidos por la Ley de la Propiedad Intelectual

MÚSICA

martes, 11 de junio de 2013

ENTRE AGUAS




Es el cielo al alcance de la mano..., estrellas cercanas como un suspiro, nubes que se acarician y en los dedos dejan amores como soles diminutos.

El mundo del revés... Similares notas de color y dulzor, de vientos que traen noticias y sueños como pájaros de alas de colores y cantos.
Lo lejano al alcance... Trascendente cotidiano que te inspira y te provoca,  que te sueña y que lo sueñas, que te busca y que lo encuentras.

Mar de cielo, de cielos y atardeceres. Lecho de cristales hechos agua.
Eternidades convertidas en tiempos. Fluido que recoge emociones y las convierte en luces de colores, en hadas como mariposas nocturnas que hacen sonar campanillas en la oscuridad.

Mundos dentro de mundos. Agua sagrada que filtra la luz y  recrea imágenes claras, borbotones de ensueños que arrastran reflejos de otros tiempos. Espejo mágico de ojos que ven más allá del agua y del cielo que contienen.

Agua santa, santa y bendita agua que acalla la sed del alma, la que clama en la inmediatez del desierto y te abre los ojos cuando ya están abiertos, y al mirar te deja Ver.

Acordes de ondinas que en la noche sembraron de vida invisible su faz y me mostraron su magia. Mundos similares que simulan reflejos contenidos en pensamientos, en fibras de luz que lo unen todo, en nenúfares que florecen y surgen del agua. Elemento que se piensa y que se siente, que se vive a sí mismo y me contempla. En el que vivo una vida de despierto consciente que se sueña y al soñarse dormido se busca y acaso, de vez en vez, se encuentra. Santa Agua, Agua de Vida.




3 comentarios:

  1. Y colores en los sueños, como hechos de luz, distintos y cercanos. No es el rojo. Es el rojo más la luz, ni el violeta. Es todo, más la luz y desprendiendo luz. Cuánto cuesta despertar a un mundo con colores opacos, espesos, hechos con aceite y como mucho, miel.

    Es como aquel, pero... la celosía de la mente, se deja notar.
    María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, María, que se deja notar la celosía de la mente...,claro que sí. Poco a poco andaremos el camino que la diluye y emplaza en una experiencia diferente y superior. Pero la mente..., ay la mente...

      Eliminar
  2. "Trascesdente cotidiano, que lo sueñas, que te busca y lo ENCUENTRAS......" Flo

    ResponderEliminar