Manifiesto

Esta página está dedicada al misterio, es decir, al ser humano, a la vida, al permanente flujo que de ella se desprende y en el que el mismo ser humano transcurre. Mi principal lenguaje para hablar de ello no será otro que la prosa y la poesía místicas, pues son sugerentes, sugestivas y provocadoras de los estados más sutiles, son un lenguaje del alma dirigido al alma. Pero también me valdré de una prosa descriptiva, y también trascendente, para abordar otros misterios que, sin lugar a dudas, forman parte del ser humano y de su vida, de su origen y de su finalidad, misterios con los que convivimos desde que el hombre es hombre y que, por lo tanto, forman parte de nuestro camino y evolución. El universo nos contempla y nosotros lo contemplamos a él.

"El misterio..., solo nos envuelve el misterio"
El texto y las imágenes aquí contenidos son propiedad de Miguel Ángel del Puerto, y están protegidos por la Ley de la Propiedad Intelectual

MÚSICA

viernes, 15 de marzo de 2013

CUANDO ME VAYA


Cuando me vaya por la puerta de la aurora, la del cristal naranja, la del pasillo de luz que conduce al hogar de los antepasados... ¿Qué será de mis pensamientos sin tiempo, de los caminos andados, de los frutos que dejé sin recoger e incluso de lo sembrado?. 
¿Qué será de lo que fui buscándome, de mis acciones, de mis lágrimas y de mis carcajadas?. 
¿Qué habrá quedado de mi en la memoria?. 
¿Cómo será leída mi vida cuando esta se haya ido a volar otros cielos y mirar otros amaneceres?. 
¿Qué será de mis sueños y fantasías, del color de mis pensamientos, de la luz de mis palabras.. las que vertí sobre el papel y entregué al mundo?. 
¿Qué será de mi nombre y de la imagen que conlleva, de las mil historias que he vivido, de mis sueños de luz y de mis atardeceres más oscuros?. 
¿Quién evocará mi nombre y mi voz y el rostro de mi alma y los vestirá de una sonrisa hacia el interior y la reflejará en sus labios?.

Cuando me vaya me habré ido para siempre y no habrán lágrimas al sol que nublen mis recuerdos, ni sonrisas que lo disipen, ni voz sin voz que lo aleje de un sentido.

Al tomar la puerta de la aurora y dejarme querer por el sol de la tarde abrazaré la luz del último camino y me dejaré llevar por ella. Y las estrellas, mis compañeras, las que me hirieron de vida cuando puse por vez primera mis pies sobre este mundo, cantarán mi nombre verdadero.








6 comentarios:

  1. Es algo tremendamente...tan profundo como dulce y transparente..
    Asi..es cuantos..quienes y como?...a preguntas que quizas ya trabajamos en dejar su respuesta...
    Los seres de luz..cruzan la gran puerta..sin mirar atras...los hermanos de luz ...miran al horizonte y recuerdan con una sonrisa el amor de los que partieron..
    Me alegra poder leer bellisimo sentimiento
    dulce beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, mi anónima amiga. Con tu prosa revistes brillantemente este trabajo. Gracias por tu aportación, como siempre, tan sensible.

      Eliminar
  2. ¡¡¡QUE MARAVILLA!!! ¡Cuanta emoción despiertas en cada frase! Con casi lágrimas en los ojos te digo: Por mi parte, si te vas antes que yo, tu nombre evocará en mi: alegría, ternura, sinceridad, profundidad, humanidad, SENTIDO DEL HUMOR, sobretodo una gran sonrisa, y muchas cosas maravillosas más porqué eso es lo que hemos compartido cada vez que nos hemos visto y sobre todo sentirá mucha tristeza porqué implicaría que ya no estarías aquí...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay..., Nalea, que tus palabras me llegan cargadas de ternura y de la amistad sin tiempo que aviva el fuego del cariño. Muchas gracias por acariciarme el alma de esa manera. Y gracias también por ser como eres.

      Eliminar