Manifiesto

Esta página está dedicada al misterio, es decir, al ser humano, a la vida, al permanente flujo que de ella se desprende y en el que el mismo ser humano transcurre. Mi principal lenguaje para hablar de ello no será otro que la prosa y la poesía místicas, pues son sugerentes, sugestivas y provocadoras de los estados más sutiles, son un lenguaje del alma dirigido al alma. Pero también me valdré de una prosa descriptiva, y también trascendente, para abordar otros misterios que, sin lugar a dudas, forman parte del ser humano y de su vida, de su origen y de su finalidad, misterios con los que convivimos desde que el hombre es hombre y que, por lo tanto, forman parte de nuestro camino y evolución. El universo nos contempla y nosotros lo contemplamos a él.

"El misterio..., solo nos envuelve el misterio"
El texto y las imágenes aquí contenidos son propiedad de Miguel Ángel del Puerto, y están protegidos por la Ley de la Propiedad Intelectual

MÚSICA

viernes, 28 de septiembre de 2012

ASI ESCRIBO





Voces inaudibles que resuenan como pensamientos ajenos.

Pensamientos ajenos que resuenan como propios.

Ideas trazadas desde luces no visibles que navegan espacios anejos a la casa que habito.

Conceptos, modificaciones del pensamiento, estrategias fijadas desde lugares que habito pero no recuerdo.

Hermanos de luz, dimensiones cristalinas, palabras que se escurren por mis dedos y adquieren sentidos trascendentes...

Momentos de máxima claridad, sonrisas del alma, iluminación transitoria que me embarga por instantes y desaparece, certeza de la realidad y de lo que somos.

Visiones de la realidad, realidades de la visión, sentidos despiertos que acumulan experiencia y energía, aires que parecen nubes, nubes que adoptan colores, esferas que contienen conciencias, amigos flotantes que acompañan mis soledades.

Torbellinos, vórtices de energía, motivadores de la conciencia que la elevan a cotas más sutiles, puertas que conducen a otras puertas y a lugares tan soñados como ciertos, ventanas desde las que me contemplan como a un niño que juega a ser adulto, como a un dormido que juega a estar despierto.

Conexiones, enlaces de la materia a lo intangible y de lo intangible a la memoria, brisas llegadas desde el mar de los antepasados, vuelos del águila, miradas afinadas que penetran secretos no escondidos pero ocultos a la visión humana (para verlos hay que trascenderse).

Sensaciones, visualizaciones que derrochan impresiones, certezas internas que contradicen el anclaje de la conciencia de estar por casa, como si habitaras al menos dos mundos: el que todo lo limita y el que todo lo concede.

Visionario, adormecido, despertado, caminante solitario que no está sólo pero que sólo camina su camino, hacedor de preguntas, contemplador del horizonte, cristal transparente con opacidades.

Mano escribiente, corazón hablante, mente aquietada que se echa a un lado para dejarse escribir, vaso vacío que deja llenarse, vaso repleto que permite vaciarse..., y ya está hecho. Así escribo.








4 comentarios:

  1. EL MUNDO INVISIBLE, ES VISIBLE POR UNOS CUANTOS...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, es cuestión de percepción, atención, sensibilidad... Lo invisible se hace visible, "sentible".

      Eliminar
  2. maravilloso relato Miguel Ángel percibiendo, sintiendo y entendiendo exactamente lo mismo que en la respuesta que das a la persona "Anónimo"...
    Flo

    ResponderEliminar