Manifiesto

Esta página está dedicada al misterio, es decir, al ser humano, a la vida, al permanente flujo que de ella se desprende y en el que el mismo ser humano transcurre. Mi principal lenguaje para hablar de ello no será otro que la prosa y la poesía místicas, pues son sugerentes, sugestivas y provocadoras de los estados más sutiles, son un lenguaje del alma dirigido al alma. Pero también me valdré de una prosa descriptiva, y también trascendente, para abordar otros misterios que, sin lugar a dudas, forman parte del ser humano y de su vida, de su origen y de su finalidad, misterios con los que convivimos desde que el hombre es hombre y que, por lo tanto, forman parte de nuestro camino y evolución. El universo nos contempla y nosotros lo contemplamos a él.

"El misterio..., solo nos envuelve el misterio"
El texto y las imágenes aquí contenidos son propiedad de Miguel Ángel del Puerto, y están protegidos por la Ley de la Propiedad Intelectual

MÚSICA

viernes, 20 de enero de 2012

LOS CONSTRUCTORES DE LA MENTE





INTRODUCCIÓN.

La verdad es que no me resulta fácil aunque, ciertamente, de soslayo algún texto en la misma línea y de la misma naturaleza ya he introducido. Como sabéis, mis escritos nunca son necesariamente literales en cuanto a su significación, pues no solo han de ser interpretados en función de lo que para cada uno signifique, sino además en la significación que para el autor tienen. Tienen la cualidad de sugerir y  contener un sentido. A veces el sentido trasciende a la personalidad del autor, porque tiene su origen en su transpersonalidad, una cualidad de la conciencia a la que acabamos de bautizar de este modo para que nos entendamos. Aunque, en definitiva, todos sabemos de lo que estamos hablando, porque si has llegado a esta página y, sobre todo, si la sigues, es porque hablamos un mismo lenguaje (el lenguaje de la vida) y nuestras búsquedas coinciden en el punto exacto: somos seres autoconscientes que buscan despertar en el sueño que significa vivir, y despertar es abrir los ojos del espíritu a la Luz.

Pero, como sugería más arriba, otra suerte de escritos esperan ver la luz en este blog, aunque algunos ya he filtrado. El lector, tú, si te interesa y te sientes motivado, o ya los has detectado o los buscarás ahora pero, en su gran volumen, esperan ser desvelados a partir de este año 2012, porque quizá es ahora momento de ello.

Sé que introducir estos textos puede ser, hasta cierto punto, controvertido. Muchos de vosotros buscáis textos vestidos de una prosa poética altamente sugerente y que elevan el espíritu, son escritos que hacen vibrar el alma y nos conectan con una parte de nosotros imperecedera. Sin embargo, atreverme a introducir textos canalizados que, en muchas ocasiones, siguen un ritmo que no marco y expresan contenidos que no controlo, es asumir diversos riesgos de cara a los lectores. Pero entiendo que no han sido dados para permanecer en la exclusividad de mi persona o de las personas más allegadas a mí. Las más de las veces estos textos no tienen el miramiento literario del resto de mi obra, aunque expresan contenidos de orden cosmológico y trascendentes, pues en estas dos vertientes se mueven. La mayoría de estos textos están expresados bajo la forma de preguntas y respuestas, pues es una forma creativa cuyo foco se sitúa en dos puntos, en el punto del receptor (este al que lees) y en el punto del emisor (una conciencia foránea vinculada al receptor pero ajena a él). Otros en cambio, no obedecen al sistema anterior, y se escapan por mis dedos de manera caprichosa, es decir, que expresan contenidos que no obedecen necesariamente a un previo interés expresado por mí.

La experiencia de la canalización, del channeling, comenzó para mí, si no recuerdo mal, allá por 1985 ó 1986, hace unos 25 años. Y la entiendo, en lo que a mí se refiere al menos, como un proceso natural, consecuente y muy positivo. Y entiendo que debo daros estas explicaciones porque me pareció que, ya que estamos, dejaros leer un texto del que desconocéis el contexto que lo ha generado puede dar lugar a una cierta perplejidad. Y podéis pensar: “¿Y esto a qué viene?.” Porque el estilo se sale de la norma, de la generalidad de mis escritos hasta ahora publicados en estas Crónicas desde Shambala. Así que lo que vas a leer ahora proviene de ese emisor desconocido.

Canalizar no es otra cosa que transferir información de un nivel superior o diferente a nuestro nivel, y expresarla en este nivel, hacerla tangible... y cuestionable si es necesario. Todavía no he asumido nada como una verdad, o próximo a una verdad, si no ha generado en mi interior una certeza, si no acarició mi alma o no me conmovió, o no fue de alguna forma constatado a algún nivel. Y es lo que os sugiero a la hora de leer estos textos que, en cualquier caso, suelen ser muy interesantes. En muchas otras ocasiones parecen diseñados para hacernos pensar, para hallar las respuestas por nosotros mismos, de tal manera que accedamos a un determinado conocimiento por la única y verdadera puerta por la que podemos acceder: la de la propia experiencia. En otras ocasiones, y quizá en muchas ocasiones, estos textos atesoran una suerte de energía que, en sí misma, posee la cualidad de modificar la conciencia, al margen de que entendamos o no el contenido; son como formas energéticas que se expresan textualmente, pero que tienen la cualidad implícita de modificar las estructuras de pensamiento, y quizá algo más, de quien lo recibe y, en una posterior instancia, de quien lo lee. Por lo tanto, también se puede canalizar energía expresada, además, de diversas formas.

Creo que merece la pena abordar el fenómeno de la vida, del propio ser humano, y la existencia en todo su conjunto, desde la perspectiva de unos ojos distintos a los nuestros, situados en una forma de existencia diferente que, por necesidad, contempla el universo de una forma también diferente, quizá desde el lugar que verdaderamente nos corresponde.

Lo que vas a leer a continuación tiene su antecedente en una vivencia especial, y vendría a dar explicación y contenido a ella. Del mismo modo, su contenido y conclusión vienen como anillo al dedo a ciertos acontecimientos personales y trascendentes que entraron a formar parte posteriormente de la estructura de mis pensamientos y de mis acciones. Por lo que existe una correspondencia directa entre lo que se vierte en este texto y el acontecer de mi vida, a diversos niveles.





                                 LOS CONSTRUCTORES DE LA MENTE




Constructores de la mente, diseñadores del pensamiento, alimentadores de los arquetipos: Estructuras autoconscientes encargadas de aportar los elementos energéticos y dinámicos que participan en la generación de los campos de la mente y sus propias estructuras.

Los constructores de la mente trabajan a diversos niveles, siempre en función del soporte estructural. Es decir, mayor nivel de conciencia precisa de un soporte diferencialmente distinto de un nivel de conciencia diferente.

¿Los constructores de la mente pueden modificar la estructura energética de un individuo formado?. Los constructores del pensamiento tienen la cualidad necesaria para modificar patrones de la estructura del pensamiento y otras funciones de la mente superior, para acomodar la realidad del nivel de conciencia y permitirle generar estructuras del pensamiento más acordes.

¿Son seres?. Son seres, pero en un nivel de su propia existencia diferente del nivel de conciencia y estructura humanos. Son individuos cuya existencia carece de soporte físico, y habitan los espacios de la mente universal, aunque en diferentes niveles de la misma, y siempre en función de los arquetipos sostenedores de cada nivel de conciencia o de cada universo manifestado. Tienen individualidad propia, y trabajan de manera genérica o de forma personalizada sobre individuos concretos.

¿Son, de algún modo, definibles espiritualmente?. Son definibles como elementos de conciencia avanzada, conocedores de los procesos de la mente, de la materia en su relación con la mente y de lo que se define como conciencia superior en relación a la propia mente y a lo definido como ego.

¿Los constructores de la mente existen de manera individualizada y particular para los individuos en concreto?. Los constructores de la mente actúan de manera genérica sobre los individuos atendiendo a las etnias o grupos, y de manera más específica sobre generaciones de individuos. Pero cada individuo tiene un constructor de la mente que actúa personalmente con él.

¿Eso quiere  decir que existen tantos constructores de la mente como individuos?. No, no existe un constructor de la mente por individuo.

¿Se puede contactar con ellos?. No, no se puede contactar con ellos. En otro caso, ellos pueden contactar con los individuos. Pero su lenguaje no atiende a patrones estructurales coherentes para los humanos. Es un lenguaje metapoyético, simbólico y sígnico.

¿Pueden modificar la estructura de mi mente?. Pueden modificar la estructura de tu mente, para adecuarla a tu nivel de conciencia y facilitar la incorporación de nuevos elementos de la mente y de los campos de tu mente, incorporar pensamientos, ideas y signos más avanzados. Y facilitar tu crecimiento.








2 comentarios: