Manifiesto

Esta página está dedicada al misterio, es decir, al ser humano, a la vida, al permanente flujo que de ella se desprende y en el que el mismo ser humano transcurre. Mi principal lenguaje para hablar de ello no será otro que la prosa y la poesía místicas, pues son sugerentes, sugestivas y provocadoras de los estados más sutiles, son un lenguaje del alma dirigido al alma. Pero también me valdré de una prosa descriptiva, y también trascendente, para abordar otros misterios que, sin lugar a dudas, forman parte del ser humano y de su vida, de su origen y de su finalidad, misterios con los que convivimos desde que el hombre es hombre y que, por lo tanto, forman parte de nuestro camino y evolución. El universo nos contempla y nosotros lo contemplamos a él.

"El misterio..., solo nos envuelve el misterio"
El texto y las imágenes aquí contenidos son propiedad de Miguel Ángel del Puerto, y están protegidos por la Ley de la Propiedad Intelectual

MÚSICA

sábado, 24 de diciembre de 2011

EL HOMBRE Y LA HORMIGA




Le dijo un hombre a una hormiga:

-         “Sois tan pequeñas que ni siquiera nos veis, y vivís en la más completa ignorancia de lo que es la especie humana”.

Y la hormiga le contestó:

-         “Vosotros, en cambio, juzgáis por lo que veis, y nos pisáis tan solo por antojo.”


Enseñanza:

La Verdad es tan grande que puede no ser vista, y diariamente es pisoteada en pequeñeces que parecen no tener importancia.
De lo que se desprende lo siguiente:

De lo que es a lo que ves puede haber una gran distancia. De lo que ves a lo que es... también.

Lo pequeño no es menos trascendente por pequeño, ni menos importante por liviano, ni lo grande encierra un mayor secreto por ser grande. La visión de lo grande en lo pequeño y de lo pequeño en lo grande, nos acerca a la visión real de lo que significa estar vivo, y compartiendo la vida con otros seres.

La visión de la hormiga, como la visión del hombre, forman parte de la propia existencia, y no son excluyentes, sino complementarias y necesarias. Forman parte de la riqueza de la vida, y del hecho de vernos a nosotros mismos desde otros ojos

Hay que cuidar el momento, porque en el momento, y en la suma de estos, está la clave de la totalidad. Y esmerarse en lo cotidiano, porque lo cotidiano encierra la esencia de lo trascendente. No hay trascendencia sin cotidianeidad, ni cotidianeidad sin trascendencia.

Abre los ojos del corazón. Y aprende a Ver.








11 comentarios:

  1. QUE BONITO ESTAS SON LAS ENSEÑANZAS QUE NECESITAMOS EL SER HUMANO APRENDER DE LA COSA MAS DIMINUTA PORQUE HAY ESDONDE ESTA LA VERDAD ILA ESENCIA DELAVIDA QUE SE NOSVA DE LAS MANOS

    ResponderEliminar
  2. Miguel, soy ufólogo, aficionado a las ciencias y al budismo. He visto que tienes información sobre estos temas. Si deseas comuicarte conmigo a mi correo personal olfiferreyra@yahoo.com.ar házlo. Un saludo de fin de año para ti y tu familia, de Oscar Ferreyra.

    ResponderEliminar
  3. TODO LO QUE ESTA ADENTRO ESTA AFUERA.

    UNO DE MOMENTO EN MOMENTO SE DESCUBRE, QUIEN DICE QUE EMPESARA MAÑANA NUNCA COMIENZA.

    ResponderEliminar
  4. Es cierto, mi comunicante anónimo, que las mas de las veces lo esencial se nos escapa entre los dedos, escondido en lo más diminuto y aparentemente insignificante. Por ello, es necesario estar atento y contemplar a nuestro alrededor, valorando la intensidad de lo pequeño y su significado.
    Gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  5. Tomo nota Oscar,y te ruego lleves igualmente un saludo y una felicitación a tu familia, y a tí mismo por supuesto, de mi parte. Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  6. Cierto, Gabriel, todo lo que está adentro está afuera. Es más, fuera y dentro son una misma cosa. Porque somos una misma cosa.
    Gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  7. Que tremendo es decir, somos un microcosmo.

    ResponderEliminar
  8. Espero no malinterprete mi osadia pero le pido que si me podria agregar en el facebook. Ya le he mandado la solicitud de amistad, le agradesco desde ya un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Gabriel, será un placer y un honor agregarte como amigo en facebook..., pero no he recibido la solicitud de amistad. En cuanto la reciba, gustoso la aceptaré.

    ResponderEliminar