Manifiesto

Esta página está dedicada al misterio, es decir, al ser humano, a la vida, al permanente flujo que de ella se desprende y en el que el mismo ser humano transcurre. Mi principal lenguaje para hablar de ello no será otro que la prosa y la poesía místicas, pues son sugerentes, sugestivas y provocadoras de los estados más sutiles, son un lenguaje del alma dirigido al alma. Pero también me valdré de una prosa descriptiva, y también trascendente, para abordar otros misterios que, sin lugar a dudas, forman parte del ser humano y de su vida, de su origen y de su finalidad, misterios con los que convivimos desde que el hombre es hombre y que, por lo tanto, forman parte de nuestro camino y evolución. El universo nos contempla y nosotros lo contemplamos a él.

"El misterio..., solo nos envuelve el misterio"
El texto y las imágenes aquí contenidos son propiedad de Miguel Ángel del Puerto, y están protegidos por la Ley de la Propiedad Intelectual

MÚSICA

viernes, 18 de noviembre de 2011

YO SOY... ES SER

Cuando Yo Soy no busco el centro,
soy el centro.

Cuando Yo Soy no busco el equilibrio,
soy el equilibrio.

Cuando Yo Soy no busco la eternidad,
soy la eternidad.

Cuando Yo Soy no busco la Luz,
soy la Luz.

La más pura esencia del Yo Soy no viene de la búsqueda,
sino de la aceptación de la propia
y verdadera naturaleza del Ser.

Yo Soy no se encuentra,
se tiene.

Yo Soy no se vive,
se Es.

La experiencia del Yo Soy es la de la quietud,
la de la sombra que no se mueve aunque se mueva el cuerpo.

Yo Soy es la cumbre a ras del suelo,
la sima tocando las nubes.

Yo Soy es ser en cada momento.
Si el viento mece al árbol,
movimiento.
Si el fuego lo quema,
calor.

El Yo Soy de cada cosa es la esencia de cada una de ellas,
el centro de gravedad de la vida.

El Ser no se mueve,
ve cómo todo gira a su alrededor.

El Ser no tiene color,
ve al arcoiris en torno suyo.

El Ser no se pregunta quién es,
se dice a sí mismo Yo Soy.










11 comentarios:

  1. Una buena inyección para la autoestima y reafirmación.
    Como todo lo que escribes, das la opción a la libre interpretación.
    Muchas gracias.
    Besos.

    Ely (H.Brontë)=0)

    ResponderEliminar
  2. Y más allá, Ely, de la libre interpretación hay un sentido, un sentido que genera las palabras, amen de esas palabras intentando transmitir, generar, sugerir, ese sentido. Pero, efectivamente, como tú bien dices,siempre existe la opción a la libre interpretación. Esta siempre está dada desde una perspectiva de sí mismo, de uno mismo. Y precisamente de eso se trata, de ser lo que somos, es decir, "lo que en verdad somos" y esto, por mucho que lo intentemos, puede ser sugerido por las palabras pero estas nunca lo contendrán.
    Gracias, una vez más, por estar ahí.

    ResponderEliminar
  3. Así es, por mucho que queramos muchas veces mimetizarnos, no hay forma, siempre "sale" algo de nosotros mismos que reflejan nuestro "Yo".

    Siempre estoy, aunque no siempre me pronuncie.


    Un saludo de Sor Uva de la Vendimia.

    ResponderEliminar
  4. Bien Sor Uva..., cuando decimos YO SOY, invocamos a lo más profundo de nosotros, es decir, a LO QUE SOMOS, a LO QUE ES en el yo de nosotros que cree ser. Sor, tú no eres Sor. Tú crees ser Sor. Y en esa creencia crees que una parte de tí..., cuando la realidad es que, en tal caso, Sor Uva sería una parte de LO QUE ERES. Pero ni siquiera eso, LO QUE ERES, ES independientemente del nombre que aparezca en tu DNI. Y de LO QUE ERES se toma conciencia, en parte, aprendiendo que el nombre y apellido que llevamos no es más que una simple vestimenta del SER.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Comprendo perfectamente tu teoría, pero falla algo... Que yo no me siento Sor, Sor me lo impuso un caballero con mucha guasa! XDDDD

    (Comprendo lo que me cuentas)

    Un saludo.

    Ely del Huertecillo (XDDDD)

    ResponderEliminar
  6. Vamos a ver..., Sor. No estamos hablando de una teoría... Estamos hablando de una visión de lo que somos, pero desde la óptica de que aquello que somos o, mejor dicho, creemos ser es lo que la sombra al Sol. En tal caso, no es una teoría del Ser y del no ser, sino la verbalización de LO QUE SOMOS y, para abordarlo en la lectura, tienes que leerlo con los ojos, pero interpretarlo en el corazón y no en la mente analítica, porque este tipo de literatura trascendente se realiza en un lenguaje destinado a remover el corazón.
    Cuando lo leas con los ojos cerrados y el corazón abierto verás que no es una teoría, sino la literalización de la realidad de nuestra verdadera naturaleza.
    Y ya me gustaría a mí conocer al caballero que dices...

    ResponderEliminar
  7. Estoy totalmente de acuerdo(El Ser no se mueve,
    ve cómo todo gira a su alrededor)quizas por esa razón obserba como,el azul de cielo es mas azul o incluso.. el mar calma como un espejo.yo soy... es una de las cosas que se repite dia a dia,sintiendo como a su vez fluye la luz que a veces desprende hacia el exterior.Guardando inexplicablemente un secreto,en un mundo tan bello y oscuro.Gracias y permtame un dulce beso.
    unagotitadeluz.

    ResponderEliminar
  8. YO SOY, hablando ahora para "unagotitadeluz", es la más simple, y a la vez más completa, expresión que podemos usar para conectar con la esencialidad. Para definirlo de algún modo, vivimos en la periferia de LO QUE SOMOS. Pero, si bien todo forma parte de ello, LO QUE SOMOS permanece en la más absoluta quietud. Y esa Luz que desprende hacia el exterior es la que, de vez en vez, nos recuerda cuál es nuestra verdadera naturaleza.

    ResponderEliminar
  9. EL ALMA SE TIENE EL ESPIRITU SE ES.

    SOMOS SOLO UN VEICULO DE EXPRESION DEL "SER".
    SIN EL AUXILIO DE LA MATERIA DIOS NO EXISTIRIA.

    ResponderEliminar
  10. Efectivamente, Gabriel, desde el amanecer de nuestros días, comoluces caminantes que se buscan en la noche del mundo e inician su caminar por él, hasta el momento de nuestra partida, en el fín de los días del tiempo que nos ha sido asignado... somos LO QUE SOMOS. Y todo lo demás acontece en la periferia de la realidad primera y última que nos da la vida.

    ResponderEliminar
  11. Tus palabras demuestran a simple vista que has elegido la pastilla azul. Un saludo grande.

    ResponderEliminar