Manifiesto

Esta página está dedicada al misterio, es decir, al ser humano, a la vida, al permanente flujo que de ella se desprende y en el que el mismo ser humano transcurre. Mi principal lenguaje para hablar de ello no será otro que la prosa y la poesía místicas, pues son sugerentes, sugestivas y provocadoras de los estados más sutiles, son un lenguaje del alma dirigido al alma. Pero también me valdré de una prosa descriptiva, y también trascendente, para abordar otros misterios que, sin lugar a dudas, forman parte del ser humano y de su vida, de su origen y de su finalidad, misterios con los que convivimos desde que el hombre es hombre y que, por lo tanto, forman parte de nuestro camino y evolución. El universo nos contempla y nosotros lo contemplamos a él.

"El misterio..., solo nos envuelve el misterio"
El texto y las imágenes aquí contenidos son propiedad de Miguel Ángel del Puerto, y están protegidos por la Ley de la Propiedad Intelectual

MÚSICA

viernes, 23 de septiembre de 2011

ESPEJO DE LA LUZ (RETORNANDO)



Salvaré las distancias obedeciendo a impulsos estelares, pulsos de luz y de conciencia, instantes eternos estirados como vidas completas. Fragmentos de una realidad infinita hecha pedazos, que se me muestran de forma aparentemente ordenada, se convertirán en un fino hilo incandescente que me conducirá hasta el resplandeciente centro de Luz que a todo da vida.

Hacia los espacios internos lancé las santas preguntas, las eternas interrogantes que apisonan mis días y mis noches desde hace incontables intervalos de luz de mi ancestral conciencia.
Buscando la finalización del gran viaje hacia la Luz, abrazado por la dorada serpiente (la dueña del ígneo fulgor del espíritu)..., con los pequeños pasos del gigante, con la mirada perdida en lo infinito, sobre el caballo del olvido... llegaré al final sin llegar, finalizaré el viaje sin concluirlo. Es la única salida sin retorno, el único retorno sin inicio.

Sigo la Luz. Me dejo guiar por el resplandor de una estrella remota, atractor irremediable del Ser, introduciéndome en sinuosos laberintos.

Comprendiendo que estamos en la Luz, aturdidos por la desbordante oscuridad... ¿Cómo llegar allí sin estar allí?. ¿Cómo salir de aquí estando allá?. ¿Cómo trascender definitivamente la forma y conectar con el latente espíritu de la realidad?.

Mirándome en el espejo de la Luz no es mas que Luz lo que veo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario