Manifiesto

Esta página está dedicada al misterio, es decir, al ser humano, a la vida, al permanente flujo que de ella se desprende y en el que el mismo ser humano transcurre. Mi principal lenguaje para hablar de ello no será otro que la prosa y la poesía místicas, pues son sugerentes, sugestivas y provocadoras de los estados más sutiles, son un lenguaje del alma dirigido al alma. Pero también me valdré de una prosa descriptiva, y también trascendente, para abordar otros misterios que, sin lugar a dudas, forman parte del ser humano y de su vida, de su origen y de su finalidad, misterios con los que convivimos desde que el hombre es hombre y que, por lo tanto, forman parte de nuestro camino y evolución. El universo nos contempla y nosotros lo contemplamos a él.

"El misterio..., solo nos envuelve el misterio"
El texto y las imágenes aquí contenidos son propiedad de Miguel Ángel del Puerto, y están protegidos por la Ley de la Propiedad Intelectual

MÚSICA

viernes, 15 de julio de 2011

PALABRAS ALADAS



Son palabras aladas...
Tienen vida propia, se mueven y organizan a su gusto, completan frases y mensajes, sentidos...

No son palabras, son... esencias cristalinas, luces, destellos, estrellas escapadas por los dedos, energías susurrantes, trazos de color iridiscente..., todo un misterio que camina sobre el papel o sobre el teclado siguiendo ritmos propios que escapan a mis pensamientos y a mi voluntad.

Ellas se autoescriben.
Cuando abro el canal de luz, torrentes de agua cristalina y viva se derraman por él, sorprendiendo a mi propia creatividad.
Describirlo es aclaratorio, pero definirlo es robarle el alma y sentenciarlo a no ser comprendido. Por eso no quiero definirlo, sino solo esbozarlo con detalles, sugerir sentidos y profundidades.

Ellas se autocomponen. No surgen de la mente. Si hubiera que definir un sitio, diría que brotan del corazón. Escribo con el corazón. Este me presta palabras, que no son mas que el ropaje de los significados, de las sugerencias y de los desafíos a la conciencia del estar despierto pero dormido que constantemente emito. La clave está en trascender la forma dejándose acariciar por ella. La clave está en sentir las palabras como elementos que contienen una energía vinculada a la conciencia, y plasmadas para alimentarla o removerla.

A veces podría decir que las palabras son luz estructurada gramaticalmente, y con capacidad para llevarte de viaje al lugar donde sabes que tú eres esencialmente.
Me atrevería a decir que ellas me escriben y definen a mí, a lo que soy en la forma de lo que creo ser: un caminante descalzo que necesita escribir, y que a gritos desde su silencio ha encontrado un sentido al don de la palabra, al don de hacer que el alma cabalgue junto al viento al vestirse con palabras aladas.

6 comentarios:

  1. Si Señor, totalmente de acuerdo, y es que pasa a menudo son palabras que tienen vida propia son esencias escapadas que brotan del corazón que definen a la persona espresan el sentimiento que escapan y reflejan esa necesidad de comunicar esa luz que sale de una profundidad para mi desconocida y que aparecen plasmada en un escrito. Me encanto este articulo, Miguel Ángel

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Juan Manuel. La Vida se hace a través de nosotros, a través de nosotros se vive. Y no somos mas que sueños vestidos de despertar.
    Muchas gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  3. Miguel Ángel, qué preciosidad, tus palabras acarician mi alma. ES IMPOSIBLE EXPRESARSE MEJOR
    Sigue expresando tu luz.
    Un fuerte abrazo de
    Bego, Luhema.

    ResponderEliminar
  4. Nuevamente hablas a mi Corazón desde el tuyo...
    Es cierto, cuando nos dejamos llevar por El Corazón, todo lo que sale de el, merece la pena oírlo o leerlo, por eso tus palabras aladas son dignas de ser escuchadas y felicitadas.
    Gracias nuevamente por plasmar como siempre desde tu conciencia.

    Muchos besos,

    Tu Hermanita del Alma.

    ResponderEliminar
  5. Gracias a ti, Bego, por estar ahí, por coincidir en el camino y por tus palabras.
    Un abrazo grande y fuerte.

    ResponderEliminar
  6. Mi Hermanita del Alma..., de vez en cuando apareces y me regalas tus gotas de luz...
    Gracias por tenerme en tal alta consideración y por compartir una parte del camino.
    Hasta pronto.

    ResponderEliminar