Manifiesto

Esta página está dedicada al misterio, es decir, al ser humano, a la vida, al permanente flujo que de ella se desprende y en el que el mismo ser humano transcurre. Mi principal lenguaje para hablar de ello no será otro que la prosa y la poesía místicas, pues son sugerentes, sugestivas y provocadoras de los estados más sutiles, son un lenguaje del alma dirigido al alma. Pero también me valdré de una prosa descriptiva, y también trascendente, para abordar otros misterios que, sin lugar a dudas, forman parte del ser humano y de su vida, de su origen y de su finalidad, misterios con los que convivimos desde que el hombre es hombre y que, por lo tanto, forman parte de nuestro camino y evolución. El universo nos contempla y nosotros lo contemplamos a él.

"El misterio..., solo nos envuelve el misterio"
El texto y las imágenes aquí contenidos son propiedad de Miguel Ángel del Puerto, y están protegidos por la Ley de la Propiedad Intelectual

MÚSICA

viernes, 25 de marzo de 2011

PERSPECTIVAS DE UN MUNDO IRREAL (XI) "PERDIDOS"





¿Quién no se ha perdido alguna vez?. ¿Quién no se ha perdido incluso más de una vez?. A veces ciegos y sordos, y asustados, y adormecidos, nos vimos obligados a andar caminos no deseados.

Pero siempre una luz brilla en la oscuridad. Siempre la esperanza es lo último que se pierde.

No olvides esto, porque siempre hay una luz encendida que espera ser encontrada.









11 comentarios:

  1. ¿Qué tal Miguel Angel? Se me viene una pregunta y te la hago: ¿Estuviste en Shambala? No he leido todo tus artículos, pero si he visto tu foto en Tibet cerca de la entrada. ¿La notastes, la percibiste?
    Un Abrazo, hermano.

    ResponderEliminar
  2. Me gustan tus palabras porque se de donde salen.
    Eres sincero y Generoso por eso merece la pena escucharte.

    Besitos

    Elena

    ResponderEliminar
  3. Es que la Luz es la esperanza, y si te pierdes pero encuentras luz es porque eres encontrado, gracias.

    ResponderEliminar
  4. Hay veces que ante los caminos no deseados, debemos deternos y pensar... ¿A dónde quiero llegar? ¿Merece la pena andar por un camino abrupto, sombrío...?
    Hay veces que merece la pena coger un atajo en el que camino sea más limpio, más florido y más sano.
    Aunque el final del camino sea solo parecido al del principio.

    ResponderEliminar
  5. Carmen Martín Segovia.27 de marzo de 2011, 14:29

    Forma parte del Camino, el perderse una y otra vez e incluso volverse a perder de nuevo...si reencontramos una y otra vez el mismo Camino que una vez perdimos. El hombre, en su búsqueda, encuentra Luz y Obscuridad. Generalmente a través de la segunda llegamos al encuentro con la primera.
    Mil gracias Miguel Ángel de nuevo. Impecable reflexión y no menos la foto escogida. Te sigo en el Camino...

    ResponderEliminar
  6. Bueno Antonio..., a veces no es fácil contestar con respecto a la literalidad de lo que se pregunta. ¿Si he estado en Shambala?. Al lugar que te refieres, y que aparece en la foto que mencionas, llegamos a raíz de unas experiencias personales. Era un lugar desconocido para nosotros y lo buscamos con una nomenclatura que no aparece en los mapas..., pero que nos fue dada previamente al viaje. Sin embargo, el lugar en concreto existe, y a él se refieren (y así lo buscamos nosotros) como el Lago de la Serpiente.
    Por otro lado, y a fecha de hoy, no tengo conciencia de haber estado en Shambala.
    Gracias. Y un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Gracias, Elena, tú siempre me valoras con una gran bondad..., como corresponde a tu espíritu bondadoso. Ves en mí lo que hay en tí.
    No es falsa modestia si te digo que solo soy un aprendiz de humano..., y nada más.

    ResponderEliminar
  8. Así es, Juan Manuel, en la búsqueda de la Luz el flujo es, por explicarlo de algún modo,bidireccional, es decir, nos movemos hacia ella y ella se mueve hacia nosotros. Sin embargo, el punto de encuentro se produce en el Ser, y el Ser no forma parte del vehículo que usas para conseguir la Luz, pues pertenece a una esfera diferente. La Luz es el ámbito donde el Ser se desenvuelve. Pero en la búsqueda de la misma es el no-Ser quien parece moverse en esa dirección, al tiempo que la Luz fluye en su búsqueda. Al final... es un estado de la Conciencia y una dimensionalidad del Ser. Así que toda sensación de flujo direccional es eso..., una sensación. Sin embargo, tenemos que utilizar las palabras y los diversos sentidos de las palabras para aproximarnos comprensiblemente a la idea de la Luz, a la claridad que nos provoca, a su búsqueda y al hallazgo de la misma.
    Por otra parte, y es que habría mucho que hablar sobre ello, no deja de haber una cierta literalidad cuando decimos que nos movemos hacia la Luz o que la Luz viene en nuestra búsqueda. Así que todo esto es y no es a la vez, en función de la esfera y el sentido de lo que hablemos.

    ResponderEliminar
  9. Ely, indudablemente eso es así. A veces, pues, tienes la opción de elegir el camino. Y, a veces, el camino nos muestra otra perspectiva: la dificultad te permite aplicar el conocimiento aprendido de la Vida (con mayúsculas), es decir, aplicar la praxis de vivir conscientemente sin perder de vista la búsqueda del Equilibrio (también con mayúsculas). Son paradojas del acto puro de vivir siendo seres trascendentes sin memoria de ello, pero con la capacidad inherente de Recordar a través de la experiencia.
    Gracias por tu aportación.

    ResponderEliminar
  10. Todo cuanto el ser humano hace, Carmen, lo hace en su búsqueda aun sin saberlo. Podemos hacer muchos caminos, pero solo hay un Camino. Hay muchas formas de perderse, pero solo una de encontrarse. Es el constante contraste, y la permanente paradoja.
    Gracias por tus siempre valiosas aportaciones.

    ResponderEliminar