Manifiesto

Esta página está dedicada al misterio, es decir, al ser humano, a la vida, al permanente flujo que de ella se desprende y en el que el mismo ser humano transcurre. Mi principal lenguaje para hablar de ello no será otro que la prosa y la poesía místicas, pues son sugerentes, sugestivas y provocadoras de los estados más sutiles, son un lenguaje del alma dirigido al alma. Pero también me valdré de una prosa descriptiva, y también trascendente, para abordar otros misterios que, sin lugar a dudas, forman parte del ser humano y de su vida, de su origen y de su finalidad, misterios con los que convivimos desde que el hombre es hombre y que, por lo tanto, forman parte de nuestro camino y evolución. El universo nos contempla y nosotros lo contemplamos a él.

"El misterio..., solo nos envuelve el misterio"
El texto y las imágenes aquí contenidos son propiedad de Miguel Ángel del Puerto, y están protegidos por la Ley de la Propiedad Intelectual

MÚSICA

viernes, 18 de marzo de 2011

PERSPECTIVAS DE UN MUNDO IRREAL (X) "EL CENTRO"




Después de perseguir durante un buen rato a esta mariposa descubrí, en el momento de fotografiarla, que me estaba mirando. ¿Cómo me verá la mariposa?, me pregunté. ¿Me verá como yo me veo?. ¿Qué diferencia hay entre como me ven los demás y como yo mismo me siento?.

En algún punto del camino nos hemos perdido, de tal manera que nos perciben diferente de cómo nos percibimos. Y hasta en ocasiones nos percibimos diferente de cómo somos. Y así esto no hay quien lo arregle.

Tenemos que huir de la apariencia, de los caminos perdidos, de los pasos dados en la oscuridad sin saber lo que buscamos.

Tenemos que encontrar nuestro propio centro.

No podemos hacer una cosa, sentir otra y pensar otra diferente.

Así no se hace el camino. Así solo se anda. Y, de esta forma, nuestros pasos solo serán huellas borradas por las olas.









8 comentarios:

  1. Si yo fuera la mariposa me sentiría perseguida,asustada de tan enorme ser extraño que me persigue,luego me quedaría parada enfrentando a lo que se venga y mirándote para no olvidar quien acorto mi vida,mas solo vi una luz flahs que me cegopor un tiempo.

    ResponderEliminar
  2. yO DESDE HACE TIEMPO YA , TAMBIÉN QUIERO CONOCER,VIAJAR,SABERLOS MISTERIOS O AL MENOS SENTIRME LIBRE CON LA VERDAD,SOY UNA SOÑADORA ENCERRADA EN UN MUNDO FALSO,UNA CONSULTA: HAS IDO ALGUNA VEZ A MACHUPICHU Y SI HAS ENCONTRADO ALGO REALMENTE FANTÁSTICO,COMO POR EJEMPLO,EL VIENTO QUE HACE ARRIBA DICEN QUE LAS DIOSAS ENSEÑABAN A VOLAR A LOS HOMBRES, YO E SENTIDO EL VIENTO CIERRAS LOS OJOS Y ES ALGO NUNCA SENTIDO.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, en este caso, Mireya, la mariposa sobrevivió, porque solo me limité a fotografiarla y, en cierto sentido, convertirla en un espejo donde mirarme y cuestionarme.
    Efectivamente visité Machu Pichu, si no recuerdo mal a finales de los 90,y es un lugar sencillamente fantástico y de gran energía. Si la vida me regala nuevamente un viaje a Perú y sus misterios no lo sé. Pero espero que el gran hacedor de los caminos me lleve nuevamente hasta él.

    ResponderEliminar
  4. Carmen Martín Segovia.20 de marzo de 2011, 20:52

    No puedo evitar hacer esta observación Miguel Ángel, pero la verdad es que viene a cuento, tenías que perseguir a la pobre mariposa para llegar a exponer esta maravillosa reflexión. El hecho de que te mirara posiblemente era porque te estaba tanteando, tú también le llamabas la atención quizás por tu energía. La verdad es que su carita refleja un gesto de seriedad y circunspección, ja, ja(adivina en qué estaría pensando). Fuera de bromas, cuando actuamos desde el ego, el temor a ser valorados por los demás es evidente, perdemos conexión con la Energía y consecuencia de ello nos olvidamos de quienes somos en realidad.
    Preciosas fotos. Te sigo en el Camino...

    ResponderEliminar
  5. Sin duda, Carmen, tienes razón. La actuación en o desde el ego..., es preciso trabajar sobre ello. Somos como una cebolla, hecha de multitud de capas se asemeja al hombre en su constitución anímica y esencial.
    Una parte importante del trabajo con uno mismo consiste en ir trabajando sobre las capas de la cebolla. Tomar conciencia de cada una de ellas, verlas y reducirlas a su mínima expresión, para aproximarnos a ser "lo que en verdad Somos". En este sentido el ego viene a significar la barrera que se levanta entre "lo que Somos" y "lo que Es". De ser inicialmente un instrumento para conectar al Ser con el mundo cotidiano y externo, llega a convertirse en un impedimento para ello, se instaura, se posiciona, y toma el control, asumiendo que Es. Pero no Es, cree Ser.
    Gracias por el comentario, y por estar ahí.

    ResponderEliminar
  6. Bueno Miguel Ángel, seguro que la mariposa te vería como tal vez nos gustaría a nosotros mirar: de esa forma, desde ese otro ángulo y con otra perspectiva... habría que ver qué sentiríamos con tantísimas lentes como tienen sus ojos.
    Otra percepción es la que de una manera (tal vez sin quererlo) apuntas sobre como nos ven o nos vemos... recuerdo haber leído algo sobre psicología a cerca de esto y viene a decir algo así: "La gente nos ve de una manera distinta a como nosotros queremos que nos vean; no nos ven como nosotros creemos que somos, en cambio, somos diferentes a como nos vemos también a nosotros mismos". Puede parecer un lío o peyorativo pero creo que por ahí anda la cosa... por eso dices que no sólo se trata de andar... y así nos va.
    Habrá que andar, caminar, correr e incluso detenerse en el camino según sean las situaciones, Aunque como te comenté en cierta ocasión ( y lo repito) andamos un poco perdidos en el camino y a veces nos detenemos en el mismo a tirar piedras sobre no se sabe qué; éstas, rebotan como repelidas por una malla gigantesca e invisible y nos alcanza. Así veo yo a la humanidad aunque haciendo uso de la tesis psicológica, tal vez no es así...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. En definitiva, Utopazzo, de lo que se trata es de crear en nosotros mismos un ámbito desde el que abordarnos sin miedo, y desde el que podamos unificar no solo sentimiento, pensamiento y acción, sino la consecuente ideación que de nosotros mismos se debe generar desde ahí, al punto de que la imagen que de nosotros perciben y la que nosotros percibimos de nosotros mismos sea acorde con lo anteriormente dicho. Es decir, que al unificar nuestro foco existencial al punto de que seamos lo mismo en los tres ámbitos referidos, la imagen que proyectemos en el externo y en el interno se corresponda con la transpersonalidad generada. En otro ámbito de cosas, evidentemente subyace la teoría psicológica que mencionas en cuanto a la imagen proyectada y la percibida, solo que aquí inmiscuimos otro factor, que vendría a ser la de la imagen digamos real, es decir, la de "lo que Somos".
    Ciertamente, para hacer que "lo que Somos" aflore y se trasluzca en nuestra vida y en nuestras acciones precisamos de un trabajo continuado en el interno, un trabajo importante y, desde luego, convencido. Pero todo eso está contenido en el trabajo de esta semana. Al final la imagen que proyectamos no deja de ser eso, una imagen. Y una imagen siempre viene a ser el resultado de una ideación, cuando no la ideación misma. Sin embargo, el camino va por ahí: por la idea de ser uno en cuanto a la manifestación de nuestras realidades, de nuestras búsquedas, de nuestras acciones, y convertirnos en seres íntegros en los tres aspectos descritos, al tiempo que se conviertan en uno solo, porque son lo mismo. Y entonces, no sentimos de una forma, pensamos de otra, y nuestras acciones caminan por lugar diferente. Nuestra vida se focaliza en un objetivo o camino que hacemos en verdad, y caminamos.Y nos convertimos en seres verdaderamente consecuentes con la Luz que anima sus búsquedas e inquietudes.

    ResponderEliminar