Manifiesto

Esta página está dedicada al misterio, es decir, al ser humano, a la vida, al permanente flujo que de ella se desprende y en el que el mismo ser humano transcurre. Mi principal lenguaje para hablar de ello no será otro que la prosa y la poesía místicas, pues son sugerentes, sugestivas y provocadoras de los estados más sutiles, son un lenguaje del alma dirigido al alma. Pero también me valdré de una prosa descriptiva, y también trascendente, para abordar otros misterios que, sin lugar a dudas, forman parte del ser humano y de su vida, de su origen y de su finalidad, misterios con los que convivimos desde que el hombre es hombre y que, por lo tanto, forman parte de nuestro camino y evolución. El universo nos contempla y nosotros lo contemplamos a él.

"El misterio..., solo nos envuelve el misterio"
El texto y las imágenes aquí contenidos son propiedad de Miguel Ángel del Puerto, y están protegidos por la Ley de la Propiedad Intelectual

MÚSICA

jueves, 13 de enero de 2011

PERSPECTIVAS DE UN MUNDO IRREAL (I) "EL REGRESO"



INTRODUCCIÓN

Quiero empezar el año de una manera un tanto especial.
No hace mucho comencé a desarrollar un trabajo literario que titulé “Perspectivas de un mundo irreal”. Se trataba de algo muy simple: desarrollaba, como suelo hacerlo siempre, de manera intuitiva un texto, pero este texto era inspirado, motivado, por una imagen.

En algunos de estos textos podréis apreciar que me descubro en perspectivas de mí mismo que me trascienden y me sitúan en un punto de la existencia muy particular, de una extrema “cosmicidad” (término este que he acuñado y que define el papel del ser humano con respecto a la totalidad o una parte de esa totalidad que lo trasciende y supera en una escala muy superior). La verdad es que todos estamos integrados en esa “cosmicidad”, desarrollando en este mundo y en el otro, con respecto a los demás, papeles muy parecidos cuando no idénticos con respecto a esa “cosmicidad”. Pero incluso aquellos papeles que pudieran ser diferentes, forman parte de un plan mayor en el que los individuos y las individualidades espirituales estamos integrados. Es decir, y en conclusión, todos y cada uno de nosotros, aún sin saberlo, somos elementos actuantes en un plan superior que nos aporta sentido, con todo lo que esto supone.

Tampoco creáis que estos escritos se salen de mi norma, de lo que estáis acostumbrados a leerme. Unos son más livianos. Otros son más profundos. Y otros recorren largas distancias en el universo. En fin, vosotros juzgaréis.

Son alrededor de una veintena, de variada extensión, que iré publicando consecutivamente semana tras semana hasta agotarlos. Porque creo que debéis percibir en ellos la idea de un todo, para que no los toméis como elementos desvinculados los unos de los otros. Creo que si asumís y percibís que forman un mismo cuerpo os llegarán mejor, aún cuando los leáis de semana en semana. Y es que están escritos de manera desconexionada los unos de los otros. Sin embargo, al leerlos, percibo la sensación de un todo más o menos coherente, como si siguieran alguna suerte de progresión en absoluto lineal, aunque energética.
Creo que no tienen excesivas florituras. Pero también creo que no las necesitan. La idea esencial es que captéis el sentido, que percibáis que existe un sentido en cada texto y en la globalidad de los textos. Pero tampoco os generéis grandes expectativas, pues no voy a decir nada del otro mundo... Bueno, del otro mundo sí, y de este. Pero nada que no vaya en la línea que vengo desarrollando y que tan bien conocéis.

Realicé estos escritos en Shambala, nuestro refugio, nuestro retiro, en la Alpujarra granadina, al pie de la Sierra Nevada, en un lugar energéticamente conectado, como si de una pequeña puerta se tratase, con la mágica ciudad de los sabios y los inmortales que da nombre a nuestra casa.

Y quiero también que este año 2011 sea un año especial, porque es la antesala del año que está generando tantas expectativas, el 2012.

El 25 de enero de 2010 sentí el gran impulso que me llevó a crear este blog. Un día antes de mi cumpleaños, sentí la necesidad de crear esta plataforma desde la que poder comunicar y comunicarme, y verter la clamorosa voz de la realidad que se escapa por mis dedos, y por mi boca, y en mis pensamientos, cuando la Vida empieza a fluir a través mío para expresarse en palabras y en sentidos. Sentí la gran necesidad de hacerlo, y que ya el día 26 un primer trabajo estuviera publicado en la Red, el lugar al que millones de ojos pueden asomarse. Y quién sabe, quizá incluso este nuevo año os cuente algunas cosas que aún no os he contado. Bueno, la verdad es que hay tantas cosas que no os he contado...



PERSPECTIVAS DE UN MUNDO IRREAL (I)

Han vuelto. Han hecho el camino de regreso; un camino expresado en distancias estelares.

Ha vuelto a suceder…

Perdido en la inmensidad de mi mismo, en la oscura noche estrellada de mis propios miedos y anhelos…, ellos han vuelto. Quizás porque ellos son yo mismo, y yo soy uno de ellos. Aunque qué más da, si al final como al principio mi propio olvido me sitúa tan lejos como mi ansiada estrella, la que me vio partir y espera mi regreso.

Ellos han vuelto, y mi mirada no se había apartado ni por un instante del cielo.

3 comentarios:

  1. Enhorabuena por este espacio que has creado y desde luego seguiré leyendo tus artículos ya que nos ayudan a reencontrarnos en este camino.
    Gracias Miguel Ángel.
    Luhema.

    ResponderEliminar
  2. Bueno Miguel Ángel, por suerte, parece ser que vuelves con más fuerza aún; y así como me ha gustado tu corto (pero preciso) mensaje, me ha encantado tu "manera" de situar ese sitio que debe ser algo mágico, como es Shambala. Puedo imaginármelo y así como nos podemos considerar unos privilegiados por poder leer lo que escribes, creo que también tú eres afortunado por vivir de la forma que lo haces. Tal vez, te lo has ido ganando con el paso del tiempo. Yo me alegro de ello...
    Seguiremos por aquí y tal vez, nos encontremos en el camino. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Soy yo, Utopazzo, el privilegiado por tener lectores como tú, sin ningun género de duda. El resto no es otra cosa que afrontar los avatares de la vida, y han llegado a ser muchos, sin apartar la mirada del horizonte y sin dejar de sentir que, a veces a pesar de todo, es la vida un regalo maravilloso concedido para ser vivido con la mayor conciencia posible, en el mayor estado de lucidez. Y a esto es a lo que nos enfrentamos cada día: a aprender a Vivir.
    Un abrazo. Y gracias.

    ResponderEliminar