Manifiesto

Esta página está dedicada al misterio, es decir, al ser humano, a la vida, al permanente flujo que de ella se desprende y en el que el mismo ser humano transcurre. Mi principal lenguaje para hablar de ello no será otro que la prosa y la poesía místicas, pues son sugerentes, sugestivas y provocadoras de los estados más sutiles, son un lenguaje del alma dirigido al alma. Pero también me valdré de una prosa descriptiva, y también trascendente, para abordar otros misterios que, sin lugar a dudas, forman parte del ser humano y de su vida, de su origen y de su finalidad, misterios con los que convivimos desde que el hombre es hombre y que, por lo tanto, forman parte de nuestro camino y evolución. El universo nos contempla y nosotros lo contemplamos a él.

"El misterio..., solo nos envuelve el misterio"
El texto y las imágenes aquí contenidos son propiedad de Miguel Ángel del Puerto, y están protegidos por la Ley de la Propiedad Intelectual

MÚSICA

viernes, 17 de diciembre de 2010

LEVÁNTATE Y ANDA



Levántate y anda. No quiero resucitar a un muerto. Lo que quiero es despertar a un dormido. A qué esperas.
¿Desde que te levantas hasta que te acuestas, cuánta conciencia pones al hecho de estar vivo?. ¿Cuánta conciencia pones al hecho de ser humano y trascendente?.

Levántate y anda. Todo cuanto contemplas a tu alrededor forma parte de una biblioteca existencial que acoge el mayor de los conocimientos: el sentido de la existencia, y la mecánica de la vida. Es decir, el secreto de la vida en la escuela planetaria Tierra.

Levántate y anda. No te conformes con pensar que estás vivo, y que culminas cada día después de haber hecho lo que debías hacer. Ante todo, lo que tienes que hacer es aplicar conciencia a la mecanicidad de vivir, para que la mecanicidad de vivir dé paso al fluir en el vivir.

Yo te entiendo: somos seres de Luz encorsetados en un envoltorio biológico y estructural que sostiene una identidad energética, y la verdad es que necesitamos un vehículo físico con mayores prestaciones y potencialidades. Y entonces te dices a ti mismo: “hago lo que puedo”. Sin embargo, tengo que decirte que no se trata de hacer lo que se puede, sino de hacer lo que se debe en función de tu nivel de conciencia. Y si estás leyendo esto, y alguna vez te has planteado una parte de lo que te digo, es porque sabes lo que debes hacer. Y lo que debes hacer ya te lo he dicho: aplicar conciencia al hecho cotidiano, pero trascendente, de vivir.

Levántate y anda. La sucesión de los días y las noches solapa la sucesión de procesos energéticos de la conciencia vinculados al entorno energético y consubstancial. Y esos procesos inciden en ti, en tu fisiología, en tu psicología, en tu emotividad, y en los procesos más íntimos de la conciencia. Por lo tanto, no puedes dejar pasar los días pensando además que tienes muchos días por delante, pues cada día es único e irrepetible en su esencia y en la dinámica y cinética de acontecimientos que lo componen. Y, por otro lado, nada garantiza que mañana estarás aquí, posando tus pies sobre la Gran Madre planetaria que te dio la vida.

Así que levántate y anda. No lo dejes para más tarde. Despierta, y camina en libertad.

5 comentarios:

  1. Carmen Martín Segovia19 de diciembre de 2010, 11:54

    Hola Miguel Ángel. Preciosa síntesis rebosante de Sabiduría. En la parte que me concierne, puedo decir que en mi lento Despertar, intento aplicar esa Conciencia en el día a día, pero no puedo negar que mi nivel es todavía muy primario en esta Escuela que considero a la propia Vida.
    Mil gracias por toda esta Sabiduría. Espero con entusiasmo tu próxima publicación. Te sigo en El Camino...

    ResponderEliminar
  2. Somos aprendices de la Vida en la vida, Carmen. Somos aprendices de Humanos, ángeles de alas recortadas esperando remontar el vuelo de la conciencia, y trascender el nivel de hombres y mujeres dormidos en busca del Despertar.
    Somos muchos (y eso evidentemente te incluye)los que por fin nos dimos cuenta de algo crucial: el ser humano está dormido. Y tener conciencia de ello es ya, y en sí mismo, un nivel de conciencia.
    Despertemos pues, que la Luz penetre hasta el final del hogar planetario que hemos elegido para andar nuestro camino. Y que la Luz sea en nosotros.
    Gracias por el comentario, Carmen. Gracias por estar ahí.

    ResponderEliminar
  3. Miguel Ángel, cada día que leo tus articulos me impresionas más. ya me gustaría conocer la fuente que te inspira, "Levante y anda" que es como querer decir contepla tu vida guarda el conocimiento y disfruta la vida que haces.
    En verdad somos seres de Luz, pero la mayoria lo desconoce estas en lo cierto de que es cuestión de tu nivel de conciencia y vivirlo, vivir en este planeta es un privilegio que olvidamos en el momento de calzarnos este cuerpo físico y olvidamos que estamos aquí para aprender algo, siendo felices y no somos consciente de ello. Un Abrazo amigo

    ResponderEliminar
  4. gracias ati por tanta sabiduria estamos en el camino itodavia tengo mucho que aprender estamos perdidos i el dia que despertemos i nos demos cuenta estaremos en el camino de laluz esperando quedo tu proxima publicacion gracias por esta escuela un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. soy isabel villegasgomez esque e escrito en el google de mi nieta un saludo

      Eliminar