Manifiesto

Esta página está dedicada al misterio, es decir, al ser humano, a la vida, al permanente flujo que de ella se desprende y en el que el mismo ser humano transcurre. Mi principal lenguaje para hablar de ello no será otro que la prosa y la poesía místicas, pues son sugerentes, sugestivas y provocadoras de los estados más sutiles, son un lenguaje del alma dirigido al alma. Pero también me valdré de una prosa descriptiva, y también trascendente, para abordar otros misterios que, sin lugar a dudas, forman parte del ser humano y de su vida, de su origen y de su finalidad, misterios con los que convivimos desde que el hombre es hombre y que, por lo tanto, forman parte de nuestro camino y evolución. El universo nos contempla y nosotros lo contemplamos a él.

"El misterio..., solo nos envuelve el misterio"
El texto y las imágenes aquí contenidos son propiedad de Miguel Ángel del Puerto, y están protegidos por la Ley de la Propiedad Intelectual

MÚSICA

viernes, 16 de abril de 2010

EL GUERRERO DE LA LUZ: EQUILIBRIO



Para el guerrero de la Luz restablecer el orden es restablecer el equilibrio. Por eso entiende que en todo escenario donde dos fuerzas disputen entre sí hay un orden natural y un orden forzado. El primero es fruto del perfecto equilibrio de los elementos. El segundo obedece a la acción condicionante de una voluntad que determina un cambio.

El orden natural permite que todo fluya conforme a la ley que gobierna cada fenómeno de la existencia.
El orden forzado deviene por una acción que altera el orden natural, que busca imponerse, y alejar todo aquello que fluye de su camino natural.

Cuando todo fluye conforme a la Ley la Luz se propaga, y se infiltra por cada grieta de la existencia. Cuando el orden se altera la sombra avanza, y el dolor y el desconcierto se apoderan del mundo creado.
Por eso el guerrero de la Luz antes de emprender una batalla debe poner orden dentro de sí.

1 comentario: