Manifiesto

Esta página está dedicada al misterio, es decir, al ser humano, a la vida, al permanente flujo que de ella se desprende y en el que el mismo ser humano transcurre. Mi principal lenguaje para hablar de ello no será otro que la prosa y la poesía místicas, pues son sugerentes, sugestivas y provocadoras de los estados más sutiles, son un lenguaje del alma dirigido al alma. Pero también me valdré de una prosa descriptiva, y también trascendente, para abordar otros misterios que, sin lugar a dudas, forman parte del ser humano y de su vida, de su origen y de su finalidad, misterios con los que convivimos desde que el hombre es hombre y que, por lo tanto, forman parte de nuestro camino y evolución. El universo nos contempla y nosotros lo contemplamos a él.

"El misterio..., solo nos envuelve el misterio"
El texto y las imágenes aquí contenidos son propiedad de Miguel Ángel del Puerto, y están protegidos por la Ley de la Propiedad Intelectual

MÚSICA

lunes, 15 de marzo de 2010

EL GUERRERO DE LA LUZ: LA ACTITUD



Cuando el guerrero de la Luz mira frente a frente a su enemigo se ve en él como si fuera un espejo, contempla sus propios miedos en los miedos del otro, y decide contra qué parte de sí mismo tiene que luchar al enfrentarse a su oponente. Y, cuando lo reconoce, distingue cuánto de sí mismo hay en el otro, y cuánto del otro hay en sí mismo. Y es entonces cuando actúa.

Por cruenta que sea la contienda el guerrero de la Luz nunca blande la espada del odio, o la del rencor, o la espada de la ira. Su espada es la espada de la justicia, y la del equilibrio. Así, nunca hará un daño innecesario.

El guerrero de la Luz no busca encontrar la victoria, lo que pretende es restablecer el orden, y contener el avance de la oscuridad. Y, aunque su enemigo no lo entienda, jamás será guiado por un sentimiento de venganza, pues el guerrero de la Luz es, ante todo, de la Luz. Y, aunque quizá alguna vez habitó en las sombras, su fuerza la extrae de la más absoluta certeza y confianza en que otro mundo es posible, y que él puede conseguirlo.





3 comentarios:

  1. Eso es verda el destino nos pone a la vista lo que menos nos gusta pienso yo que en el fondo de nuestra conciencia lo que menos nos gusta es lo estamos ocultando nosotros mismos "cierto"

    ResponderEliminar
  2. Este es uno de mis favoritos de ese libro!
    saludos Miguel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues aclárame el misterio mi amigo desconocido... y díme a qué libro te refieres. ¡Un saludo!. Y gracias por tu comentario.

      Eliminar